Irá a prisión el policía que mató de 14 tiros a un penitenciario

El imputado encontró a su ex mujer y a la víctima besándose en un auto. La Justicia entendió que no actuó bajo emoción violenta. En mayo se conocerá la condena.

Polémico fue el debate que se desarrolló a lo largo del juicio en contra del policía Antolín Cerda, responsable del crimen del agente penitenciario Lucas Ibáñez, en 2013. La clave de la discusión estuvo puesta en si se trataba de un homicidio atenuado con emoción violenta. Finalmente, los jueces descartaron la hipótesis y culparon al acusado de homicidio simple. A mediados de mayo se conocerá la pena de prisión efectiva.

Fue la jueza María Antonieta Gagliano, en representación del Tribunal, quien consideró que el policía fue autor del delito de homicidio simple, por lo que quedó descartada la hipótesis de que actuó bajo un desborde emocional que no pudo manejar de otra manera más que disparándole catorce disparos de arma de fuego a la víctima.

El hecho ocurrió el 27 de junio del 2013 a la noche, cuando Antolín Cerda vio pasar a su esposa pasar en el auto de Lucas Ibáñez. El policía, que intentaba reconstruir la relación con la mujer, los siguió en un taxi y cuando estacionaron en Fotheringham al 600, bajó y la increpó.

Según se desprendió durante el juicio, la mujer acababa de ser besada por el agente penitenciario, previo a una sonrisa que trasformó la cara y actitud de Cerda. En ese momento, el policía sacó su arma reglamentaria y vació el cargador sobre el cuerpo de Ibáñez, ocasionándole la muerte inmediata.

En el juicio estuvieron presentes familiares y amigos de Lucas Ibáñez e integrantes de la Asociación de Lucha Contra la Impunidad. Según la fiscalía, se espera una pena de entre 8 y 25 años, que se definirá a mediados del mes de mayo. Mientras tanto, el policía Antolín Cerda goza de libertad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído