Jack Daniel's robó la receta de su whisky a un esclavo

Después de 150 años, la empresa reveló el origen de la fórmula.

Nueva York

Hasta ahora, la historia que se contaba era que 150 años atrás un destilador de alcohol ilegal, Dan Call, le había enseñado a su joven aprendiz, Jasper Newton “Jack” Daniel, cómo trabajar en su destilería de Tennessee para obtener whisky de una calidad superior a la media.

Pero parece que la marca está finalmente lista para admitir la verdadera versión de los hechos, después de que se supiera que no fue Dan Call, sino un esclavo llamado Nearis Green, quien le enseñó el método de destilación a Daniel.

De acuerdo con una biografía de 1967, El legado de Jack Daniel’s, Call le dijo a su esclavo que le enseñara a Daniel todo lo que sabía.

La esclavitud en los Estados Unidos terminó en 1865 con la ratificación de la 13ª Enmienda. Fue un año más tarde que Daniel abrió su propia destilería, en la que empleó a dos de los hijos de Green, el esclavo que le había enseñado el método.

Una foto tomada entonces muestra a un hombre negro, que se cree es uno de los hijos de Green, sentado junto a Daniel y sus trabajadores. La fotografía es significativa ya que, por lo general, en aquel entonces los empleados negros eran obligados a ubicarse en la parte posterior. Aunque, claro, este no habría sido cualquier esclavo.

Phil Epps, director global de la marca y quien fue dueño de la destilería durante 60 años, insiste en la versión del “robo” de la fórmula y el ocultamiento de la verdadera versión, y cree que no fue una “decisión consciente” omitir a los Green de la historia del whisky.

Pero en un momento en que la destilería estaba tratando de que Jack Daniel’s se impusiera como marca en los Estados Unidos y con el sur segregado, también es poco probable que hubieran admitido la participación de los Green. Otros acusan a la marca de utilizar este “giro social” como estrategia de marketing.

Coleccionistas

Por otra parte, un estudio de mercado reveló que no sólo hay personas que coleccionan botellas por placer sino también como forma de inversión. Muchos deciden apostar al whisky para, más tarde, venderlo y ganar dinero.

Cuando una compañía presentó una serie limitada de su whisky etiquetado como “Celebration”, el precio en las casas de subastas ascendió a u$s 4000.

Los destiladores siguen presentando a sus consumidores nuevas versiones con, por ejemplo, diferentes gustos, pero las series limitadas son las estrellas del ambiente. Estas botellas son las que presentan una demanda especulativa entre aquellos que apuestan al whisky.

Un Johnnie Walker de 158 mil dólares

Cuando se creía que se había visto todo en materia de whisky, Johnnie Walker & Sons, proveedor oficial de la Corona Británica, lanzó una edición limitada de 60 botellas llamada Diamond Jubilee con motivo de las bodas de diamante en el trono de la Reina Isabel II.

Estas botellas contienen un blend único realizado por Jim Beveridge a partir de whisky de 1952, año en que la reina ascendió al trono.

El precioso líquido está estibado en barricas realizadas con roble de los bosques de Sandringham.

Las botellas-decantador están hechas en cristal de Baccarat, tienen ornamentos de plata Britannia diseñados por Hamilton & Inches, los mejores plateros de Escocia, y vienen acompañadas por dos vasos del más fino cristal. Como si fuera poco, cada unidad lleva incrustada un diamante de medio quilate.

¿Cuánto cuesta cada una estas botellas? Nada menos que 100.000 libras, es decir, alrededor de 158.000 dólares.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído