La alerta de Las Florcitas

La toma de los terrenos se da en el inicio de las campañas, pero pone en el tapete el déficit habitacional.

La usurpación de terrenos parece un clásico de cada víspera de elecciones. Sin embargo, no se puede soslayar el grave déficit habitacional de la ciudad, especialmente de los sectores más vulnerables como el de las 50 familias que usurparon un lote en toma Las Florcitas durante la noche del jueves.

En el grupo de vecinos que se apropió de los terrenos se pudo observar a mujeres jóvenes con niños a cargo, entre las que había algunas que desafiaron a los policías que custodiaban el lugar para evitar la llegada de más gente a los terrenos.

Te puede interesar...

En la provincia hacen falta más de 40 mil viviendas. Se calcula que la mitad de las necesidades corresponden a esta capital, donde nunca resultan suficientes los planes de vivienda del Estado, algunos de ellos ejecutados en forma conjunta con organizaciones civiles.

La situación se vive con particular dureza en los barrios del oeste, donde se concentra la mayor porción del padrón electoral y que los partidos políticos en liza para los comicios del 10 de marzo se disputarán voto a voto. Por esa razón no resultaban exageradas las sospechas que circulaban ayer de que, detrás de la usurpación, podría haber punteros políticos aprovechándose de las necesidades de la gente.

Uno de los últimos antecedentes de tomas de terrenos en Neuquén que terminó mal es el del invierno del 2017 en Parque Industrial donde la Policía hizo cumplir una orden de desalojo que desembocó en una batalla campal en pleno barrio.

Los candidatos no deberían generar falsas expectativas en estas campañas respecto de la política habitacional con promesas demagógicas, pero sí deberían toma nota seriamente del tamaño de un problema que es crónico en Neuquén.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído