La anciana que comía pasto está a salvo lejos de su hijo

La Provincia busca impedir que el hombre vuelva a encerrarla.

Guadalupe Maqueda
maquedag@lmneuquen.com.ar

La abuela Miriam Gallardo, quien fue rescatada del viejo camión en el que su hijo la tenía encerrada, se encuentra en una residencia para personas de la tercera edad en Cinco Saltos. Está bien, aunque por momentos dice que quiere volver a su casa y desde el Ministerio de Desarrollo Social se intenta judicializar el caso para evitar que su hijo se la lleve y vuelva a caer en una situación de abandono y vulnerabilidad social extrema, como la que provocó el espanto y la indignación de los vecinos, en la toma 10 de Febrero, donde vivió los últimos meses.

Ocurre que no es la primera vez que la anciana tiene que ser internada. Por iniciativa del Municipio, ya ha sido acogida en otros hogares, donde permaneció por un tiempo, hasta que su hijo pasó por ella y volvió a las mismas condiciones.

Se sabe que, en una oportunidad, los asistentes sociales facilitaron su traslado cuando la encontraron viviendo en el mismo camión desvencijado que acondicionó su hijo, pero en inmediaciones de Puente de Madera. Antes, recordaron haberla visto en Santa Elena. Siempre en condiciones de indigencia.

Por eso, el drama familiar que rodea a la abuela ya obra en un expediente, que registra todas y cada una de las medidas que se cursaron para revertir la situación.

Natalia Torres fue la última asistente de Acción Social que tuvo contacto directo con la abuela, antes de que el caso se mediatizara y Provincia dispusiera su traslado a un hogar.

A pedido de los vecinos, fue a verla a su casa y se encontró con un candado en el portón de ingreso al lote donde vivía. Aún así pudo hablar con ella, a través de la hendija de la puerta. "No la puedo hacer pasar porque mi hijo me deja encerrada. Tiene miedo de que me hagan algo. Y está bien, mirá si entra alguien", recordó que le dijo.

La Provincia busca impedir que el hombre vuelva a encerrarla.

Ella le preguntó si tenía hambre, frío, si estaba bien. Le preguntó si le dolía algo. Y la abuela le contestó con un "no" a sus interrogantes. Con fotos que documentaron la situación en que se encontraba, más los dichos de los vecinos, recordó que el 26 de octubre presentó un informe en el Juzgado de Paz, que desembocó en la órbita judicial de Familia. "La abuela está exactamente igual a como yo la encontré. Y más allá de lo que diga, no puede vivir así", consideró la asistente.

Torres confirmó que "tiene varias internaciones" y que su hijo, quien debe responder a los cuidados de su madre, fue el familiar que "siempre la retiró, para volver a vivir en las mismas condiciones".

De hecho, la titular de la Dirección Municipal de la Tercera Edad, Olga Riquelme, comentó que estuvo internada "dos veces, seguro" y que la asistieron hasta que su hijo los "corrió". Incluso, solicitaron que ambos sigan un tratamiento psicológico. "El hombre no está bien", añadió.

La última internación fue posible el lunes. La secretaria de Promoción y Protección de Derechos Sociales, Patricia Fernández, gestionó su residencia de larga estadía en Juan XXIII, sitio que depende del Ministerio de Desarrollo Social. Allí le dieron de comer y recibió contención y atención médica. "La idea es que pueda vivir dignamente, de acá en adelante", sostuvo.

FRASE "La abuela está bien, pero por momentos quiere volver a su lugar". Patricia Fernández Funcionaria de Desarrollo Social
FRASE "La abuela está bien, pero por momentos quiere volver a su lugar". Patricia Fernández Funcionaria de Desarrollo Social

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído