La ciencia le puso fin al viejo mito de las rubias tontas

Ahora dicen que las blondas tienen un coeficiente intelectual superior al de morochas y pelirrojas.

Ohio
No se sabe exactamente dónde nació, pero son pocos los que se resisten a reproducir el mito de que las rubias son tontas, aunque crean que sólo están haciendo un chiste inocente.

Sin embargo, la ciencia ha llegado por fin en auxilio de las llamadas blondas y ha determinado que no sólo no son nada tontas, sino que además son más inteligentes que el resto.

El estudio realizado con 10.878 estadounidenses encontró que las mujeres blancas que dijeron que su color natural era el pelo rubio, tenían una puntuación superior, a la hora de medir su coeficiente intelectual, en comparación con las de cabello negro o rojizo.

"Mientras los chistes sobre rubias pueden parecer inofensivos para algunos, puede tener grandes implicancias en el mundo real", dijo Jay Zagorsky, autor del estudio y científico investigador de la Universidad Estatal de Ohio.

"Las investigaciones muestran que los estereotipos a menudo tienen un impacto en la contratación, promociones y otras experiencias sociales", dijo y agregó: "Este estudio proporciona evidencia convincente de que no debe haber ningún tipo de discriminación contra las rubias en función de su inteligencia".

Los resultados para los hombres blancos rubios fueron similares a los de las chicas.

El estudio fue publicado en la revista Economía Boletín. Para el análisis se usaron datos provenientes de la Encuesta Nacional Longitudinal de la Juventud de 1979 (NLSY79), una encuesta nacional de personas que tenían entre 14 y 21 años cuando fueron entrevistadas por primera vez en 1979.

En 1980, los participantes en el NLSY79 tomaron la prueba de clasificación de las Fuerzas Armadas, que es utilizado por el Pentágono para determinar la inteligencia de todos los reclutas. El AFQT general se basa en el conocimiento de las palabras, comprensión de lectura, el conocimiento de matemáticas y razonamiento aritmético.

Si bien el estudio no puede decir que haya una relación genética entre el color del pelo y la inteligencia, Zagorsky consideró una variable menos científica que podría al menos explicar en parte por qué se da esta "superioridad": "Puede ser simplemente que eran más propensos a crecer en hogares con más estimulación intelectual", dijo.

Heredados de la novela y el cine
¿Desde cuándo arrastramos el prejuicio?

Estas percepciones no son un cliché de la sociedad actual, sino que responden a una creencia que hemos heredado.

En el siglo XX, tal vez el primer ícono de rubia tonta y el que más ha influido en la creencia actual es el personaje de Lorelei Lee, a quien dio vida Marilyn Monroe.
Inspirado en la novela Ellos las prefieren rubias, cuenta la historia de una mujer de compañía para hombres ricos.

Esta rubia oxigenada, amante de los diamantes, más que tonta es superficial, pero contribuyó mucho al mito popular de que las rubias son más atractivas y libertinas que las morenas. Sin embargo, vaya ironía, según revelan distintos artículos, la actriz tenía un coeficiente intelectual de 165, superior al de Albert Einstein en cinco puntos, e incluso al de Stephen Hawking por 13.

Aunque no se puede determinar con certeza el origen de este dato, es posible que se cierto, ya que los tests de inteligencia, creados y empleados ya en 1912 por el psicólogo alemán William Stern, en los años cuarenta y cincuenta solían aplicarse con relativa normalidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído