La clave está en los jóvenes

La educación es una herramienta clave para iniciar el cambio cultural en la temática de género.

Las mujeres argentinas dieron ayer otra contundente demostración en la lucha que llevan adelante para reclamar igualdad de derechos y para poner fin de una vez por todas a los reiterados episodios de violencia que sufren cotidianamente y que, en la mayoría de los casos terminan en femicidios. A las marchas que se hicieron en cada ciudad del país, fueron mujeres de todas las edades, diversas ideologías y con un importante abanico de consignas. Hubo unidad en la diversidad y énfasis en un solo reclamo: cambiar la realidad que les toca vivir.

La pregunta que vale hacerse es si esos cambios que reclaman pueden llegarse a darse en lo inmediato o si se trata de un proceso que llevará su tiempo.

Te puede interesar...

Tanto en el país como en el resto del mundo hay una lenta transformación que ya se viene dando en los últimos años. En la actualidad los adolescentes ya vienen con otro chip a la hora de relacionarse y poner en práctica esa igualdad de derechos que tanto se reclama. Lo mismo ocurre en otros aspecos como la ecología, la salud o la seguridad vial. Será cuestión de tiempo –no mucho- para que esos jóvenes se conviertan en los adultos que dejen atrás costumbres machistas heredadas y protagonicen un verdadero cambio cultural en el tema del género.

Mientras tanto, es indispensable mantener políticas públicas que trabajen en ese camino, especialmente en lo que no espera, como la violencia o el maltrato. Y es imprescindible fortalecer la mejor herramienta que tienen los pueblos para un óptimo desarrollo y convivencia: la educación.

Hoy la realidad que viven las mujeres es cruda, pero hay pequeños indicios que permiten tener una luz de esperanza para un futuro mucho más cercano de lo que parece.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído