La compra de casas ya se frenó por la suba del dólar

Los créditos UVA en pesos no alcanzan a cubrir las operaciones.

Natalí Ruiz de Galarreta

ruizn@lmneuquen.com.ar

Neuquén. La escalada del dólar en los últimos días tuvo su correlato en el mercado inmobiliario local. Referentes del sector explicaron que las transacciones dolarizadas basadas en créditos UVA (Unidades de Valor Adquisitivo) se paralizaron por el salto de la divisa, a la vez que muchos con propiedades en vidriera decidieron sacarlas por la inestabilidad de la situación financiera que se vive en el país.

De acuerdo con fuentes del mercado consultadas por LM Neuquén, varias operaciones de compra de viviendas y departamentos se desarmaron por la corrida del dólar. En concreto, como los créditos se otorgan en pesos pero las casas cotizan en dólares, cuando los tomadores recibieron los montos pautados con los bancos, las sumas ya no alcanzaban para pagar la propiedad que motivó el préstamo.

Te puede interesar...

El sector inmobiliario ratificó que se cayeron varias operaciones de viviendas en Neuquén en las últimas semanas, principalmente de tomadores de créditos indexados en UVA. Un ejemplo: una casa valuada en 380 mil dólares tuvo un aumento de un millón de pesos desde que se aprobó el préstamo hasta que se otorgó. Esa operación no prosperó.

Con los precios de las viviendas dolarizados, quienes pensaban sacar un crédito o tenían un ahorro en pesos deben poner más plata para concretar la operación planeada. El problema para los tomadores de créditos es que el monto a recibir está atado a sus ingresos y no al valor de la propiedad.

Desde el mercado aclararon que en el escenario actual se pierde o se gana dependiendo de cómo se pautó la operación de compra. Si la compra de la casa se acordó en pesos con el propietario o la inmobiliaria, el comprador no se verá afectado por la devaluación. En cambio, si se fijó en dólares y mediante un préstamo en pesos (como los UVA), el comprador sale perjudicado porque necesita más plata.

Las inmobiliarias también tuvieron casos de propietarios que habían fijado sus precios en pesos, pero cuando se desequilibró el tipo de cambio decidieron sacar la propiedad de la vidriera. Desde el sector explicaron que muchos retiraron el cartel de venta hasta que se estabilice la situación.

“Hay incertidumbre, y en este mercado cuando la gente tiene miedo actúa de forma conservadora”, explicaron desde la inmobiliaria Neuprop.

“Algunos dueños no quieren vender porque no saben lo que va a pasar, pero esto no tiene sustento real, porque en la venta de inmuebles los precios casi siempre están fijados en dólares. Entonces, al dueño de la propiedad no le afecta tanto, porque termina recibiendo el mismo valor en dólares por el que ofreció la casa”, agregaron.

Guillermo Reybet, de la inmobiliaria que lleva su nombre, destacó que, si bien con las operaciones que manejó en los últimos días no tuvo mayores contratiempos, en momentos de inestabilidad es común que la gente saque del mercado las propiedades. “La inseguridad que generan estas situaciones económicas lleva a que la gente se retraiga y diga ‘no vendo’”, indicó.

Reybet sostuvo que los acuerdos por las propiedades siempre se deberían pactar en pesos, fijando el valor por el índice de la cámara de construcción y no por el dólar. “Este año el dólar aumentó un 30%, pero el índice de construcción, que es por lo que en realidad se debe fijar el precio, no subió tanto”, añadió.

Inmobiliarias de la ciudad precisaron que lo que se intenta es que las operaciones no se lleven a dólares y aconsejan sólo comprar casas si se tiene el dinero dolarizado. El problema es convencer al vendedor de esta operación, y dijeron que “no todos lo entienden”.

casas

Por la suba de la moneda, los dueños de viviendas directamente sacaron el cartel de venta. Y los compradores se ven afectados por la inflación.

Sacan los ahorros y compran lo que pueden

Si bien los sectores que dependían de créditos en pesos o el ahorro propio sufrieron la subida del dólar, hay otros que aprovechan para comprar lo que pueden.

De acuerdo con las fuentes del sector inmobiliario consultadas, hay otros casos en donde notaron que los sectores que contaban con algún tipo de ahorro se están cubriendo ante la inestabilidad comprando propiedades.

En términos de operaciones en pesos, las personas que tienen ahorros están sacando el dinero para invertir en pequeñas propiedades, como terrenos, con la mentalidad de que la inversión en “tierra o ladrillos siempre es segura”.

Por este motivo, algunas inmobiliarias vieron un aumento en el nivel de transacciones en los últimos meses en este estrato, en contraste con el mercado de viviendas para la mayor parte de clase media sin un (gran) colchón financiero.

De todas maneras, el panorama aún es incierto y se terminará de dilucidar mañana cuando venza el pago de 676.000 millones de pesos en Lebacs. Por ahora, el dólar se mantiene en la zona de los $24.

El mercado inmobiliario sufrió un sacudón por el temor a una corrida mayor, y tanto compradores como vendedores tomaron sus recaudos. Pero los operadores son optimistas, ya que vieron pasar varias crisis y el mercado siempre repuntó a pesar de los vaivenes de la moneda extranjera.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído