El clima en Neuquén

icon
25° Temp
68% Hum
La Mañana Proyecto

La conexión entre la educación y lo espiritual para curar el alma

Claudia García García, maestra de apertura y lectura de Registros Akashicos, y, además, profesora en Ciencias de la Educación; contó detalles de sus dos pasiones.

Por Yamila Rodríguez - rodriguezy@lmneuquen.com.ar

La vida moderna (en la que sobreabunda la hiperconexión, el stress, la competencia entre pares y la necesidad infinita de cosas materiales) ha alejado a los seres humanos de una parte primordial de sí mismos, la cual es importante para el bienestar completo de una persona.

Te puede interesar...

Se trata de la espiritualidad, esa conexión con el alma y con uno mismo, que según dicen los especialistas, “sólo se puede comprender vivencialmente”.

Allí aparece Claudia García Garcia (41), quien tiene dos vocaciones. Por un lado, es maestra de apertura y lectura de Registros Akashicos, y por el otro, es profesora en Ciencias de la Educación. Después de varios años de pensarlo y trabajarlo, Claudia consiguió poner en funcionamiento su escuela secundaria en la que convive la modalidad bachiller, con diferentes actividades relacionadas con la espiritualidad y el arte.

Si bien se inició en esta práctica en el 2008, ella antes utilizó las sesiones de registros akashicos para sanarse a si misma. “Me inicié en el 2008, pero primero me atendí. Ahí vi que los registros me hicieron comprender un montón de cosas que me habían pasado y en lugar de ponerme en el lugar de víctima, empecé a comprender cuál es mi misión y a transitar mi vida desde un lugar de aprendizaje. Cuando una cambia el dolor por el aprendizaje empieza a caminar diferentes. Eso te va llevando a otras cosas, como la alimentación y la respiración; y vas comprendiendo como es el ser integral y que te podés sentir bien”.

¿Qué es un registro akashico? Claudia define a los registros como “una técnica de desarrollo espiritual vinculada a la sanación del alma”. “Es una técnica que genera dos cambios en las personas: el corte del karma y la apertura de conciencia”, explicó y siguió diciendo: “Akasha tiene que ver con el éter, con un plano superior, donde todo inicia. Es así que uno se conecta con esa información a través de una canalización. Allí baja información de otro plano, y desde los maestros (como el Arcángel Gabriel, el Arcángel Rafael o Ganesha) que va a servir al paciente. Por eso recomendamos que se grabe la sesión ya que puede ser datos que le dan entendimiento al paciente de su evolución y proceso”. Con la lectura, también se pueden alinear los chacras de las personas.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Claudia Garcia Garcia (@registrosakashicosnqn) el

Cuando habla sobre el karma, y para entenderlo Claudia relata que el alma puede pasar por muchos cuerpos, pero siempre es la misma, por lo que en alguna de esas vidas, puede haber ocurrido un hecho traumático –de cualquier índole- que luego repercute en los ciclos siguientes. “El karma es eso que se repite cíclicamente en mi vida y no puedo dejar de atravesarlo. Por ejemplo, tenemos una persona que no puede tener una prosperidad de abundancia, y cuando abrimos el alma de la persona a través de una lectura, puedo llegar a ver que fue una persona que sufrió carencia afectiva o economía; o tal vez no fue nada de eso y tuvo mucha riqueza y algo ocurrió que hoy no lo deja prosperar”, describe y continúa: “También puede pasar que se puede tener un chacras cerrado por haber vivido un karma, como por ejemplo las mujeres que no pueden tener hijos por haber perdidos hijos en vidas anteriores, o pacientes que tienen ataques de pánico, que están relacionados con muertes traumáticas”.

La también docente deja en claro que los registros sólo permiten sanar el alma de la persona, por lo que si el paciente tiene algún problema relacionado con su linaje familiar, se debe apelar a otra técnica como una Constelación Familiar.

La llegada de los pacientes también tiene un tiempo. Es que ella asegura que la persona que se hace un registro lo hace porque está lista para hacer un cambio en su vida. “Por lo general la gente llega a mí porque alguien se los recomendó o porque se conecta a través de las redes y me preguntan que es un registro. Pero son personas que están buscando un cambio en sus vidas, o están tratando de entender algunas cuestiones, o trabajar el dolor”.

“Algo que los pacientes preguntan siempre, por lo menos la primera vez que vienen, es sobre su misión en la vida. Esa misión tiene que ver con colores, que tenemos asignados cuando nacemos, que se pueden visualizar desde la corona, en una sesión de lectura de registros. Eso puede darle otro entendimiento al paciente a su vida”, dice Claudia y agrega que las persona pueden hacer preguntas se su pasado, presente o futuro, indistintamente, sobre personas o vínculos, siempre referido a ellos, y que siempre hay algo para sanar.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

CONCIENCIA . #registrosakashicos#neuquen #registro

Una publicación compartida por Claudia Garcia Garcia (@registrosakashicosnqn) el

Respecto a esto, Claudia siguió diciendo: “Hay pacientes que hacen preguntas sobre el futuro y los maestros son concretos con el futuro, pero eso depende del trabajo espiritual que haga el paciente. Supongamos que al paciente le dan meditación u oraciones y no lo hacen o hablan como si nada de sus registros, esto es sagrado, puede no darse como se lo dijeron”.

En cuanto a las “sanaciones” que sus pacientes han conseguido con esta técnica, ella afirma que a muchas víctimas de violencia de género o violación les ha servido. “Atiendo a muchas mujeres, y ante situaciones traumáticas, son los mismos maestros los que me piden que corte con ese trauma con una regresión. Es una asistencia, por solicitud de los maestros, en el que se corta ese momento y se vuelve”, describió y reveló que, dado que ella también sufrió violencia de género, puede asistir a las mujeres con otras herramientas, como el reiki.

Debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio, ella asegura que inusualmente, realiza sesiones a través de video llamadas, pero no es la modalidad que más prefiere. “Tengo una chica iniciada, que antes se realizó registros conmigo, pero después se fue a vivir a Italia. Debido a eso, en alguna que otra oportunidad hicimos sesiones a larga distancia. Actualmente, mis actuales pacientes me piden tener alguna sesión, por lo que con la cuarentena, apeló a esta modalidad”.

Una fuerte conexión

El camino de la espiritualidad es arduo y constante, y fue ese esfuerzo el que llevó a Claudia a poder conectarse con esa energía. Para ello, tiene una serie de rituales diarios, en los aparecen mantras, oraciones sagradas y meditaciones. “Tenemos que aprender que no todos tenemos el mismo despertar espiritual. Cuando uno se inicia en este camino, hay mucha gente que te ve raro y eso es feo, pero después empezar a comprender que no necesitas que el otro te acepte y mientras te de un lugarcito para poder ayudarlo, lo vas a hacer… Acá vienen pacientes y se van con ganas de que venga toda la familia y, como dije antes, uno lo pide cuando está listo, porque tiene que haber un compromiso de las personas para evolucionar espiritualmente, no hay que forzar nada”.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Claudia Garcia Garcia (@registrosakashicosnqn) el

Ella asegura que su conexión con los maestros es “amorosa” y que durante las últimas semanas de diciembre del 2019, realizaron una actividad en conjunto, en donde recibieron información que hoy, con el avance del coronavirus, tiene otro sentido. “Del 21 a 23 de diciembre hay una conexión diferente con los maestros, por lo que en ese momento hacemos una soltada del año, al mismo tiempo se visualiza como viene el próximo periodo. Cuando lo hicimos a finales del año pasado, vimos que el 2020 iba a empezar con mucho fuego, que la tierra se iba a enojar, que iba a haber mucha enfermedad, muchas muertes y muchos nacimientos. Que mucha gente iba a desencarnar para volver a encarnar e iba a hacer un cambió de vibración en la tierra”, sentenció.

Una escuela secundaria diferente

Desde hace mucho tiempo, Claudia asegura que está preocupada por el suicidio adolescente. Tras varios años de buscarlo, ella delineó un proyecto de escuela secundaria, para contener a los jóvenes en esa dura etapa. Ese proyecto mezcla los contenidos del clásico bachiller con artes (danza, cine, muralismo, teatro y fotografía) y prácticas como yoga, reiki y meditación. La escuela también busca cuidar la alimentación de los chicos, por lo que también tienen un taller de huertas.

“A mí me marco mucho que los adolescentes se suiciden y al vivir en un lugar en donde hay un alto índice de adicciones y suicidios, empecé a creer que la educación tenía que ser diferente. Fue así que empecé a escribir Alma Libre; a investigar que herramientas quería ponerle al proyecto”, describe.

Ella explica que el proyecto llevó demasiado tiempo: fue presentado en Casa de Gobierno en diciembre del 2017, pero el trámite se inició en febrero del 2018 y fue aprobado en el 9 de marzo de este año. (Previo a la aprobación del proyecto, el espacio donde funciona la institución se utilizó para brindar talleres artísticos para todas las edades).

Ubicado en Ayuntun Hue 3891 de Plottier, en el colegio abunda el verde y sobre todo la libertad. Las paredes son arte y, en los salones del lugar sólo contagian armonía.

La jornada del colegio (que es de gestión privada) va de 8 a 16:30 y actualmente solo cuenta con 1ro y 2do año. Como otra innovación de proyecto, se deja de lado la utilización del pizarrón, para abocarse de lleno a la cultura digital.

“Alma libre considera el arte como una profesión”, arranca la directora para hablar de su idea y sigue diciendo: “La escuela propone el cuidado del cuerpo, por lo que se les da alimentación consiente y autonomía. También se les brinda educación emociona, para poder implementar un proyecto de vida, y trabajamos mucho el autoestima y cuestiones como el bullying.

Si bien por la cuarentena los jóvenes no están asistiendo a clases, los docentes continúan con el dictado de las mismas a través de internet, por lo que los alumnos suelen comenzar sus jornadas con yoga o con una danza oriental sanadora. En este sentido, la escuela también lanzó una serie de vivo de Instagram con diferentes temáticas, durante los domingos, para llevarle más contención a los adolescentes.

Embed

Claudia revela que está avalada y acompañada por Magíster Arnaldo Canales (presidente Fundación Liderazgo Chile y propulsor de la ley de Educación Emocional en Chile) y el licenciado Lucas Malaisi presidente fundación educación emocional y propulsor ley educación emocional en Argentina. Además, ella confesó que con Alma Libre se ganó uno de los Quijote de oro (reconocimiento a importantes personalidades de diferente ámbito de todo el país que nació en 2011). “En esa oportunidad, fueron premiados un docente que colaboraba con las problemáticas de la Villa 31 de Buenos y yo por mi proyecto Alma Libre”, recordó y manifestó que también fue distinguida por el Concejo Deliberante de Neuquén como “generadora de conciencia”.

LEÉ MÁS

Una óptica neuquina ofrece reparaciones de anteojos a cambio de alimentos

Explotó el pedido de semillas para huertas en Plottier

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
50% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
50% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario