La construcción, sin techo

A contramano del país, en Neuquén las obras privadas no pararon.

Alejandro Olivera / olivera@lmneuquen.com.ar

La construcción sigue en crecimiento en la provincia. La venta de cemento registró una suba del 21,4 por ciento en enero, en comparación con el mismo mes de 2018, y ubicó a Neuquén en una posición de privilegio que sólo pudo ser repetida por Capital Federal, que tuvo un incremento del 17,2 por ciento, mientras que la actividad en los distritos restantes se mantuvo en baja.

El presidente del Colegio de Arquitectos de Neuquén, Diego López de Murillas, explicó a este medio que el fenómeno se debe, principalmente, al impulso que le dio Vaca Muerta al mercado.

Te puede interesar...

“El desarrollo de la actividad hidrocarburífera propició las condiciones económicas y laborales para que haya más gente en la región, por lo que muchos inversionistas comenzaron a desarrollar emprendimientos en localidades como Centenario para responder a esa demanda”, comentó.

Señaló que, ante la crisis que sacude al país, Neuquén “se comportó como una isla”, lo que produjo que muchos inversionistas de otras provincias eligieran Neuquén para invertir. “El ladrillo surgió como un refugio. Estamos hablando de un producto con un alto precio que atrajo a mucha gente”, sostuvo.

Cabe destacar que, en comparación con otros años que también fueron buenos para la construcción, en la actualidad los emprendimientos que predominan son las viviendas multifamiliares (ver aparte). López de Murillas aseguró que esto se debe a la “ausencia de créditos” para las familias, lo que imposibilita que puedan construir sus propias casas, mientras que indicó que los inversores tienen acceso a otro tipo de préstamos que facilitan la construcción de edificios.

Se construyen 300 mil metros cuadrados por año en la ciudad, según datos oficiales. La actividad está en crecimiento.

El subsecretario de Obras Particulares de la Municipalidad, Luis López de Murillas, detalló que para este 2019 prevén niveles de construcción, tanto de casas como de edificios, similares a los del año pasado. Esto se debe a que las consultas de enero y febrero anduvieron cerca de las registradas en 2018.

"El registro de planos indica que se van a construir unos 305 mil metros cuadrados aproximadamente, apenas mil más que el año pasado. Comparándolos con 2017, también son muy parecidos”, precisó.

El funcionario aseguró que los más de 300 mil metros cuadrados que se espera que se construyan en 2019, marcan un crecimiento muy importante de la provincia en relación con el resto del país. “No es nada raro, por el contrario, es lógico por el desarrollo de Vaca Muerta”, sentenció.

En tanto, consideró que el ritmo de construcción en la ciudad debe ir en concordancia con la habitabilidad, es decir, con las obras de infraestructura y la demanda habitacional de la población.

93.682 metros cuadrados para viviendas multifamiliares

Esa superficie se construyó en 2018, reveló el Colegio de Arquitectos de Neuquén. En el mismo tiempo, se edificaron 53.815 metros cuadrados destinados a viviendas unifamiliares. De los datos surge el impacto que tienen los negocios inmobiliarios en la actividad.

277.896 metros cuadrados para casas unifamiliares en la provincia

Diego López de Murillas, titular de la entidad que nuclea a los profesionales de la Arquitectura, contrastó la tendencia de la ciudad con la del resto de Neuquén, adonde prima la edificación de casas sobre los edificios, que acapararon, en 2018, 112.540 metros cuadrados de construcción

Obras que se hacen, pero no se declaran

El subsecretario municipal de Obras Particulares, Luis López de Murillas, contó a LM Neuquén que, a pesar de los niveles de viviendas unifamiliares se mantendrán en la línea de las construcciones de 2018, existe una gran cantidad de obras sin declarar. “Esto pudo haber ayudado a disparar las ventas de cemento en la provincia”, explicó.

Dijo que es común en épocas de incertidumbre económica que las familias realicen ampliaciones o refacciones en sus casas y no las declaren. Es para evitar pagar el permiso de obra y la presentación de planos. “Las familias guardan sus ahorros o los invierten en ladrillos”, puntualizó.

Los grupos familiares suelen esperar a que pase la turbulencia para pagar los trámites municipales. El control de las edificaciones clandestinas en las casas es dificultoso. Se hacen rápido y en el interior de las viviendas, sin muchas señales hacia la vía pública.

Esto es respaldado por los datos del Colegio de Arquitectos de Neuquén. Indican que en 2018 hubo unos 14.216 metros cuadrados sin declarar que se encontraban en proceso de regularización en la ciudad. Por su parte, en el resto de la provincia se registraron otros 43.083 metros cuadrados de edificaciones sin autorización.

LEÉ MÁS

La construcción crece por la necesidad de viviendas

Desmienten la construcción de 4.500 viviendas en las tierras del Ejército

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído