El clima en Neuquén

icon
Temp
87% Hum
La Mañana escuela

La escuela a un año de la tragedia: sin clases y a la espera de justicia

Tras la explosión, la actividad curricular se retomó en diciembre del 2021. Un incendio en una de las cocinas complicó el actual funcionamiento.

La escuela primaria 144 de Aguada San Roque no puede volver a una rutina escolar. Tras la explosión del 29 de junio del 2021, retomó las clases en diciembre en los módulos colocados en el Campo de Deportes de la localidad, pero el 18 de mayo la cocina se incendió. No hubo heridos, pero los problemas en el servicio continuaron y la última clase presencial que los alumnos tuvieron fue el 31 de mayo, “cuando le dieron la orden para desalojar”.

La directora de la institución Fátima Piussi expuso a LMNeuquén “los problemas que están teniendo en el dictado de clases”: “Me pone mal y triste, los chicos son los primeros perjudicados. Imaginate que los chicos de cuarto, quinto y sexto aún no pudieron jurar a la bandera porque el 2020 estuvo la pandemia, en el 2021 explotó la escuela y ahora en el 2022 hay problemas con el servicio”.

Te puede interesar...

Si bien los funcionarios de la Comisión de Fomento y del CPE llaman a la escuela “módulos educativos”, Fátima aclaró que son “trailers” y que ya presentaron “varios inconvenientes”. “El 18 de mayo se incendió la cocina que era eléctrica y trajimos la cocina a gas del edificio educativo para poder seguir dando el servicio de desayuno, almuerzo y merienda para los 43 chicos”, aclaró.

Explosión Aguada San Roque Escuela 144 (10).jpg

Al entender que “podía ser un problema aislado”, retiraron la cocina y continuaron las clases. Pero, tan solo 13 días después, el servicio eléctrico de los trailers comenzó a fallar. “Se prendían y apagaban las luces y los aires de los trailers. Y hasta llegó a haber un chispazo en uno de los trailers”, contó Fátima, que dio aviso a sus superiores y decidieron evacuar la escuela modular a las 21 horas.

-> Así son los trailers

Aguada San Roque - Módulos 2.mp4

Según planteó Fátima, los módulos se abastecen con un solo generador. “Y cada uno de ellos tienen dos aires acondicionados frío calor. Durante mayo las temperaturas llegaron a los menos 11 grados y sí o sí se debían prender. Y eso satura todo. No puede haber un solo generador, ya que sobrecarga todo”, expuso.

Tras el desalojo del 31 de mayo, este domingo 26 de junio llegó a Fátima el final de obra. Docentes y alumnos fueron citados para iniciar el martes 28. “Las maestras por las heladas en las rutas, decidieron ir el lunes por la tarde al albergue, así el martes a primera hora recibían a los alumnos. Pero, se volvieron a encontrar con el mismo problema: la falla en el servicio eléctrico. Ahí hablé con el director de ruralidad y decidimos suspender las clases este martes porque realmente es un verdadero problema lo que puede pasar, además de que necesitamos tener el aire acondicionado para poder regular la temperatura interna”, expuso.

En medio de esta sensible semana para toda la localidad, al cumplirse un año de la explosión y muerte de tres personas, la directora de la institución continúa exigiendo Justicia por lo ocurrido. “Sigue siendo doloroso y cuesta aún más que después de lo que pasó sigamos teniendo estos problemas para poder dar clases”, agregó.

Explosión Aguada San Roque Escuela 144 (2).jpg

Sin tener una fecha para volver a las aulas, Fátima expuso que siguen trabajando “de manera virtual”. “Estamos haciendo las jornadas y las reuniones de personal correspondientes. Pero queremos volver a tener a los chicos en las aulas y olvidarnos de todos estos problemas”, concluyó.

Aguada San Roque Escuela 144 (1).jpg

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario