La familia del Huevo también clasificó a Rusia

Planean "mudarse" a ese país con Marcos si lo citan.

Fabricio Abatte

abattef@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN

Ellos también, los que siempre están, los que le hacen el aguante desde chiquito, se clasificaron a Rusia 2018. Ellos también, como el crack neuquino que la rompió en la selección cuando las papas quemaban en las eliminatorias, merecen ir al Mundial. Ellos también ya piensan en armar las valijas rumbo a Rusia 2018. Así se lo confiaron desde el propio entorno de Marcos Acuña a LM Neuquén.

Un hermano del volante del Sporting de Lisboa, un par de primos y hasta la madre de quien en los últimos partidos fue ubicado por el sector izquierdo de la defensa nacional ya avisaron que no se perderán por nada del mundo la casi segura participación del Huevo en el evento futbolístico con el que sueña todo jugador.

La cábala familiar

La familia Acuña tiene una cábala: juntarse en cada partido importante de Marcos. Siempre son muchos pero el martes batieron un récord: casi 30 personas en la casa de mamá Sara. Y lógicamente hubo festejos (esta vez no se armó la caravana como el día en que debutó ante Colombia) y luego costó conciliar el sueño. “Nos dormimos cerca de las 4 de la madrugada”, confió alguien bien cercano al mejor jugador surgido de estas tierras. ¿Otra cábala? Compartir la intimidad y enviarle fotos a LMN.

La camiseta a la tribuna...

Muchos de los familiares y amigos soñaban con recibir la casaca que utilizó Marcos ante Ecuador a modo de recuerdo. El Huevo es generoso con todos y adornó de camisetas a sus seres queridos. Pero esta vez se la obsequió a la hinchada argentina como hizo casi todo el equipo.

Lo cierto es que la familia Acuña se ganó con creces un lugar en Rusia 2018 por todo lo que hicieron, a pulmón, con esfuerzos, durante años para que a Marquitos no le faltara nada y cumpliera el gran sueño. Una alegría Mundial para todos ellos. ¡Rusia, allá vamos!.

OPINIÓN

Es número puesto si sigue así

Gustavo Yarroch. Periodista de La Red. Cubre a la Selección

Marcos Acuña tiene grandes chances de ir al Mundial de Rusia. Lógicamente, va a tener que rendir en los 4 o 6 amistosos que va a jugar Argentina de aquí hasta la máxima competencia.

Para Sampaoli es uno de los pocos que jugaron sin complejos en los últimos tres partidos, que fueron Venezuela, Perú y Ecuador.

Al técnico le gusta que al neuquino no le pesa el contexto, jugó bien bajo presión, como si estuviera jugando en Racing o el Sporting de Lisboa.

Hoy es número puesto para ir al Mundial si mantiene el nivel, insisto en los amistosos que se vendrán para la selección albiceleste de aquí a junio del año próximo.

Pero no cabe duda de que dio un paso gigante para estar en el Mundial.

Merecido lo tiene.

El crack llamó a casa y lloró con su mamá

NEUQUÉN

A las 11 de la mañana en punto sonó el teléfono en la casa de Sara Acuña, la mamá del Huevo. La llamada provenía de Quito, Ecuador. “Vieja, estamos en Rusia, te lo dedico”, fueron las primeras palabras del crack zapalino a su progenitora, la mujer que lo llevó de la mano y haciéndose un tiempo entre arduos trabajos a los potreros zapalinos.

Sara no pudo contener la emoción. “En verdad, siempre se emociona cuando habla con Marcos, lo extraña mucho, es su hijo menor, un mimado”, nos cuenta otro miembro de la familia.

Y es así nomás. Cabe recordar que en una nota que le concedió a LM Neuquén cuando fue citado por primera vez al combinado celeste y blanco, el ídolo nos confesó: “Cuando llamé a casa, mamá estaba llorando”.

La emoción y la alegría invade por estas horas a todos los familiares, amigos y allegados a Marcos, quienes ya programan el viaje a Rusia (ver recuadro).

Respecto de los próximos pasos del jugador, ayer al mediodía, poco después de comunicarse con su gente, voló a Buenos Aires junto a la delegación argentina y de allí a Portugal para reintegrarse a los entrenamientos del Sporting, con el que disputa la liga portuguesa y la Champions.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído