La gloria no tiene precio

Tienen la billetera demasiado gorda, un poderío económico superior al de la mayoría de Europa y del mundo. Uno cuenta con un verdadero dream team, integrado por jugadores de la talla de Neymar, Mbappé, Cavani, Di María. Al otro lo dirige quien es considerado por buena parte del fútbol como el mejor entrenador del planeta (seguro, el más caro): Pep Guardiola.

Tienen, también, desesperación por ganar algo importante. La Champions los obsesiona, les quita el sueño y por ello cada año son de los que más invierten.

Te puede interesar...

Pero una vez más el Manchester City y el PSG mirarán por la tele las instancias decisivas del certamen más importante del planeta a nivel clubes.

Se había despedido en octavos el conjunto parisino luego de pechearla, como dice la tribuna, una vez más. De local, no pudo mantener la apreciable ventaja que obtuvo en Inglaterra ante el Manchester United y marchó muy temprano. Fue más meritorio lo del City, que estuvo hasta último minuto con chances de avanzar en una memorable revancha con el Tottenham. Pero igual, pese al electrizante 4-3 de ayer, sucumbió en cuartos por el gol de visitante. Lo cierto es que ninguno de los dos jugará las semifinales. Hay cosas que no se compran con dinero: grandeza e historia.

El City y el PSG hace años son de los que más invierten pero no logran llegar lejos en la Champions.

Y en los momentos clave esto también juega. Los nuevos fracasos del PSG y del City o sus flamantes desilusiones, si no queremos pecar de resultadistas o tendenciosos, son una clara prueba de ello.

Seguramente, volverán a gastar fortunas en los próximos mercados de pases y a intentarlo en 2020. En definitiva, la gloria de la Champions no tiene precio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído