La gran meta en el octubre rosa: "Ganarle tiempo al cáncer de mama"

Los especialistas recomiendan principalmente llevar un modo de vida saludable y realizar los controles médicos en forma periódica.

Por Silvana Salinas - especial

Te puede interesar...

Octubre es el mes de concientización del cáncer de mama y en todo el mundo se desarrollan campañas para informar y promover los cuidados necesarios para estar alerta y prevenir el cáncer más frecuente de las mujeres en Argentina.

Aunque es imposible evitar factores como la genética o la edad, los especialistas recomiendan principalmente llevar un modo de vida saludable y realizar los controles médicos en forma periódica para prevenir. La detección precoz es fundamental.

Fiorella Lancioni, médica y especialista en Diagnóstico por Imágenes, acreditada por la Sociedad Argentina de Mastología como Imagenóloga Mamaria, resaltó la importancia de llegar a un diagnóstico en forma temprana, cuando las posibilidades de curación son prácticamente del 100%.

En la actualidad “los métodos por imagen” cobran gran importancia más allá del autoexamen y el control médico. La mamografía, es el único método que hasta el momento ha demostrado, según estudios científicos, reducir la mortalidad en un 20-30%”, explicó la jefa del Departamento de Imágenes para la Mujer de Leben Salud.

“Ese es el primer estudio que se indica, a determinada edad, pero la mamografía no es perfecta y hay otros métodos de imagen que nos pueden ayudar a llegar a un diagnóstico certero”, agregó.

Algunas mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama después de presentar ciertos síntomas, pero otras tantas con la enfermedad no presentan ningún tipo de manifestación porque son pequeños y no se palpan. Por eso es esencial hacerse mamografías de forma periódica, ya que en un alto porcentaje, detecta esos cánceres tempranos que no dan síntomas.

La Sociedad Argentina de Mastología recomienda la realización de una mamografía de base a los 35 años, y una anual desde los 40.

En Argentina, el cáncer de mama es el de mayor magnitud en cuanto a ocurrencia: con un volumen de más de 21.000 casos al año, representa el 18% de todos los tumores malignos y casi un tercio de los cánceres femeninos.

“Si la paciente tiene antecedentes familiares, el riesgo de cáncer se puede triplicar, entonces en esos casos se recomienda hacer la primera mamografía 10 años antes de la edad de comienzo del cáncer de ese familiar”, indicó la experta. “Es un estudio no doloroso, a veces incómodo pero el beneficio que te aporta es muy importante. Un ‘apretoncito’ te puede salvar la vida le digo a mis pacientes”.

Lancioni recomendó iniciar a los 20 años un autoexamen manual y a partir de los 30 recurrir a la consulta ginecológica.

“Lo que tenemos que hacer con el cáncer de mama es ganarle tiempo, sobre todo porque es multifactorial y es difícilmente prevenible. Hay factores que puedo modificar en mi vida diaria, disminuir la ingesta de grasas, hacer actividad física, no consumir alcohol, pero hay factores que no podemos como la edad, el género, los antecedentes familiares”, describió. Entonces la manera de ganarle al cáncer es “haciendo los estudios por imágenes en tiempo y forma y no pasarnos por alto ningún control anual”.

La aparición del cáncer puede tener vinculación con un factor hereditario pero “es el menor porcentaje”, sostuvo la médica, quien resaltó que “del 75 al 80% de los casos que se ven en la población, son esporádicos”.

El objetivo es “diagnosticarlo antes de que produzca síntomas o que sea palpable, la mamografía es el método por excelencia que nos permite detectarlo de manera precoz y en eso radica su importancia. Cuando el tumor es muy pequeño, tenemos más posibilidades de aplicar un tratamiento y curarlo, porque en ese estadio está localizado en la mama, todavía no pasó a los ganglios, y por ende no pasó al organismo”.

cancer-mama.jpg

¿Qué aspectos son los más importantes para llegar a un diagnóstico?

Obtener un diagnóstico mamario es una conjunción de cosas. Por suerte contamos con todos los métodos para llegar a un buen diagnóstico. La mujer está más actualizada, concurre más a la consulta y nosotros en Leben Salud trabajamos en forma multidisciplinaria. Se contiene al paciente y se realizan todos los estudios desde el diagnóstico hasta el tratamiento.

¿Qué es la punción o biopsia mamaria?

Como se ha mencionado previamente, si bien la exploración física y las técnicas de imagen son útiles para confirmar el diagnóstico en la mayoría de los casos, hay veces que queda alguna duda con respecto a una imagen encontrada, entonces la realización de una biopsia es la única opción para determinar definitivamente si una lesión mamaria es o no un cáncer.

“La realidad es que en general cuando se plantea la necesidad de una biopsia la paciente siente miedo, ansiedad y es sumamente entendible, pero quiero que se entienda que recomendar una biopsia no significa que esa persona tiene o va a tener un cáncer, sino que solo es un paso más en la cadena de estudios para lograr un adecuado diagnóstico”, remarcó Lancioni.

Una biopsia percutánea, es un procedimiento que se realiza de manera ambulatoria, puede ser en el ecógrafo o mamógrafo, con anestesia local. Se obtiene una pequeña muestra y se envía a anatomía-patológica, y ese resultado “nos dirá si la muestra de tejido estudiada corresponde a una lesión benigna o maligna. Está demostrado que aproximadamente el 80% las biopsias realizadas a imágenes que aún no se palpan, son benignas”, aseguró.

Señales

El autoexamen para detectar bultos o masas en sus tejidos mamarios es importante, pero también tener en cuenta otro tipo de anomalías. La inflamación de la piel o irritación, el cambio de forma de la mama, la secreción del pezón (a menos que se trate de leche materna), dolor en la mama, la escamación de la piel u hoyuelos pueden ser otras posibles señales de advertencia.

LEÉ MÁS

Aparecieron nuevos datos sobre el cáncer de mama masculino

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído