La grieta que no cierra

Es una grieta que no termina, aunque a muchos no les guste esa palabra. Es una división que, lejos de cerrarse, parece agrandarse con el correr de los años.

Ayer se recordó el centenario por el natalicio de Eva Perón y en todo el país hubo pronunciamientos al respecto.

Te puede interesar...

A través de las redes sociales, los peronistas se encargaron de recordar a la “abanderada de los humildes” con fotos, frases y hasta filmaciones. Sus últimas apariciones en público, la famosa imagen en la que se la ve con el pelo al viento, otra peinada hacia atrás con un rodete. Cualquier recuerdo gráfico alcanzó para rendirle homenaje y dedicar palabras elogiosas hacia su figura.

Peronistas y detractores volvieron a cruzarse con violencia, ahora a través de las redes sociales.

Pero del otro lado de la grieta no faltaron los detractores, aquellos que siempre criticaron al peronismo y, en especial, a esta icónica mujer. Los cruces que se pudieron ver en Twitter reflejan que esa brecha que se abrió hace más de 70 años sigue vigente.

Hubiese sido lógico esperar chicanas políticas, pero los cruces incluyeron insultos de todo tipo, arengas agresivas y amenazas, algo que en realidad se ve casi todos los días cada vez que se habla de política o que se intenta analizar el peronismo.

Parece mentira que haya pasado tanto tiempo y que a los argentinos nos cueste mantener el respeto sobre las creencias y pensamientos políticos de otra persona que piensa distinto.

Ayer, como en el golpe del 55, se vivió una situación similar. No se derribaron los bustos de Eva ni se rebautizaron calles, ciudades o instituciones. Pero se libraron batallas virtuales con las herramientas que ofrece hoy la tecnología. Y con la misma violencia, intolerancia y falta de respeto que hace 70 años.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído