La guerra interna: van con menos regalías por inversiones

El gobierno del radical Cornejo redujo a la mitad los ingresos de la provincia para convencer a YPF. Es la segunda rebaja.

¿Cómo competir por las inversiones petroleras? Bajando las regalías, es la respuesta del gobierno de Mendoza a la pregunta. La cesión de derechos económicos se formalizó bajo el formato de un decreto, sin espacio para el debate.

Mendoza compite por las inversiones con el norte neuquino. La geografía es similar, pero Neuquén tiene desarrollado un esquema de atención a la industria en Rincón de los Sauces del que Mendoza carece. El sur mendocino no solo está en desventaja de infraestructura con el norte neuquino, sino también con el sudoeste pampeano y el noroeste rionegrino. Tanto 25 de Mayo como Catriel están mejor preparados que el sur del departamento mendocino de Malargüe para atender a las inversiones petroleras.

En Mendoza, el gobernador radical Alfredo Cornejo resignó hasta la mitad de los ingresos legislados para compensar la liquidación de recursos no renovables para convencer a las petroleras de seguir al norte de Neuquén, el centro neurálgico de la actividad en los últimos años, gracias a la riqueza de Vaca Muerta.

A la par, el gobernador de Mendoza proyecta la construcción de un parque industrial en Pata Mora, la localidad que linda con Rincón. El objetivo es que se radique ahí un grupo de empresas de servicios para las petroleras. El fin de la movida confronta directamente con los intereses neuquinos radicados en Rincón de los Sauces, desde donde por ahora se atienden las necesidades de las petroleras con negocios en el sur mendocino. La provincia cuyana ni siquiera tiene rutas aptas para llegar a muchos de los parajes del sur de Malargüe sin pasar por Rincón. Para eso, antes se debe salir a 25 de Mayo, La Pampa, y seguir por Catriel, Río Negro.

Los límites de la cuenca hidrocarburífera neuquina exceden los de Neuquén. La expansión geográfica llega a Río Negro, La Pampa y Mendoza. Tanto en la modalidad convencional como en la no convencional, en la que brilla Vaca Muerta.

Cornejo resolvió la cesión de regalías como método para atraer inversiones a su provincia. El plan en ese sentido comenzó con la renuncia del 25 por ciento de los ingresos provinciales a favor de la petrolera Phoenix Global Resources, en la que participan los empresarios mendocinos Daniel Vila y José Luis Manzano.

Luego, profundizó el avance en esa línea con una cesión del 50 por ciento de las regalías para la producción del yacimiento Llancanelo, bajo explotación de una sociedad compuesta por YPF y Patagonia Oil Corp, una empresa subsidiaria de la canadiense Pentanova Energy Corp, cercano a la reserva natural del mismo nombre en Malargüe.

El último avance implicó una baja de regalías del 12 al 6 por ciento sobre el valor de la producción declarada en boca de pozo. Cornejo tomó la decisión por decreto. Antes le había rebajado el impuesto al uso del recurso no renovable de 12 a 9 por ciento a Phoenix Global Resources.

En el caso del proyecto Llancanelo, YPF pidió la rebaja al 50 por ciento de las regalías a cambio de una promesa de inversión de 100 millones de dólares para la perforación de 30 pozos en el bloque. Justificó la rebaja en los ingresos de la Provincia en que los costos de extracción del crudo pesado que ostenta el bloque son superiores a los de la producción convencional. “La baja calidad del petróleo pesado se traduce en la necesidad de erogaciones sensiblemente superiores a las necesarias para desarrollar un campo con crudos de mejor calidad, que hoy no hacen rentable el desarrollo de la concesión”, justificó la petrolera en el pedido explícito remitido a la Provincia.

YPF aseguró que sus planes en Llancanelo darán 200 empleos directos. El gobernador de Mendoza ponderó la posibilidad de generar empleos con las inversiones atraídas merced a la cesión de puntos de las regalías.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario