La historia de la casa más antigua de la ciudad

Ubicada al costado del puente carretero, allí vivían quienes controlaban el paso de los trenes.

Pablo Montanaro
montanarop@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- Es un ejemplo más de cómo la ciudad va dejando a la deriva sus patrimonios históricos y arquitectónicos que no son otra cosa que sus señas de identidad o, como les gusta definir a los especialistas del tema, el patrimonio sentimental que hace a la pertenencia de los vecinos de una ciudad. "Destruir esos referentes es como rasgar el retrato de nuestra familia", afirmó el famoso arquitecto y urbanista brasileño Jaime Lerner.

Declarado patrimonio histórico y arquitectónico de la ciudad de Neuquén, el edificio que desde 1903 albergó a los guardapuentes, como se llamaba a los hombres que controlaban el paso de los trenes, lejos está hoy de continuar llevando esa distinción.

Ubicada sobre el extremo del puente que une Neuquén con Cipolletti, es la vivienda en pie más antigua que tiene la ciudad. En la actualidad es utilizada por el personal de la División Tránsito de la Policía.

La casa fue construida en 1899 con ladrillo a la vista y techo a dos aguas propio de la arquitectura ferroviaria inglesa. En un principio albergó a los ingenieros que tenían a cargo las obras del puente.
La historiadora e integrante de la Junta de Estudios Históricos del Neuquén Elsa Bezerra explica que la llegada del servicio ferroviario, una vez inaugurado el puente de hierro sobre el río Neuquén en 1902, "renovó la confianza de los primeros pobladores del paraje Confluencia, ya que alejó el fantasma del aislamiento y trajo fuentes laborales porque se necesitaban obreros para mantener y administrar las líneas ferroviarias".

El frente de esta construcción miraba hacia el río y su función era controlar el paso del tren que venía desde Buenos Aires hacia Neuquén. "Frente a la vivienda había una garita desde donde se divisaba la entrada del tren al puente y más abajo un molinete de cuatro brazos que se conectaba con la casa por una escalera que era utilizada por los pasajeros que descendían del tren y debían cruzar", describe la historiadora.

Declarada patrimonio histórico y arquitectónico, la vivienda actualmente es usada por los policías de la división Tránsito.

Bartolomé Scianca, uno de los ladrilleros contratados para abastecer el ferrocarril, se convirtió en el primer encargado de la seguridad del puente y del abastecimiento de agua de la locomotora. Se instaló en marzo de 1903 y vivió allí hasta 1912. El hombre tuvo once hijos, por lo que fue necesario la ampliación de la casa, y por eso la empresa Ferrocarril Sud construyó dos habitaciones más, de chapa revestidas en el interior con machimbre.

1889 fue el año en que se construyó la casa que albergó a los guardapuentes.

Luego habitó la casita el italiano Fernando Cazzulino, quien había llegado a la Argentina en 1909. En 1937 fue el turno de Tomás Altube, un vasco nacido en Villa de Oñate que arribó a Neuquén para trabajar como ferroviario después de haber pasado un tiempo en Río Colorado.

Altube vivió allí con su mujer y sus cinco hijos hasta 1953. Entre otras tareas, recorría los rieles y tomaba la altura del agua del río Neuquén para enviar información a una oficina en Cipolletti.
Un cartel ubicado al costado de la casa indica que se desconocen los nombres de quienes han trabajado como guardapuentes entre 1912 y 1930.

Según Bezerra, el último guardapuente del ferrocarril "fue un señor de apellido Drillo, quien dejó la casita en los años 70".

"El progreso casi barre con este hito histórico cuando se comienza a construir el nuevo puente. Pero las voces de los vecinos hicieron que pudiera salvarse de la demolición total", expresa Bezerra.


Sobre rieles

1903
Comienza la historia
La casa se convierte en vivienda del encargado del puente.

1912

El primer guardapuente
Tras 9 años de tareas, Bartolomé Scianca deja su puesto.

1992

Reconocimiento
El Deliberante la declara patrimonio histórico y arquitectónico.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído