El clima en Neuquén

icon
11° Temp
34% Hum
La Mañana lavandas

La nueva vida de Ana Pechen como productora de lavandas

La ex vicegobernadora y ex rectora de la UNCo ahora produce lavandas en una chacra de Senillosa. Destila aceites esenciales e hidrolatos, y hace docencia para reemplazar a los agroquímicos.

Fue una mujer fuerte de la política neuquina. Docente e investigadora en la Universidad Nacional del Comahue; y ahora emprendedora. En una charla sobre Fitocosmética, los y las oyentes descubrimos todo en una persona, la que estuvo a la cabeza de la Legislatura varios años como vicegobernadora.

Pero esa etapa ya es historia en su vida. Hoy Ana Pechen se dedica de lleno a producir lavanda, y a estudiarla. Es una pequeña productora, como dice, con todas las dificultades de los emprendedores sobre la tierra del secano, donde el agua es un recurso limitado, pero está presente la semilla del futuro.

Te puede interesar...

“A esta altura de mi vida ya hice todo y no tengo vergüenza de emprender. He sido rectora de la universidad, vicegobernadora y ahora productora de lavanda”, expresó Pechen.

Generosa y amable, nos abrió las puertas de su casa y se reveló con toda la humildad de una pequeña productora. La misma que enfrenta dificultades para abrirse paso y hacer conocer su amor por las lavandas, a lo que hoy está dedicada de lleno. Su principal ocupación.

En ese camino, también destacó su vínculo con la UNCo, donde tiene sus “hijos y nietos en la ciencia”. Y agradeció el “ABC” del cultivo de las lavandas y aromáticas que aprendió en el Centro de Capacitación Profesional N°1 de Plottier, con María Laura Bercins.

Ana comenzó con sus primeras lavandas en su chacra de Senillosa. Año tras año fue incrementando su número; y ahora calculó “debo tener unas 5 mil, casi una hectárea”.

Pero su amor por las lavandas, en realidad, comenzó antes de ir al terreno.

SFP Ana Pechen (6).JPG

Tras su paso por la Legislatura, volvió al espacio académico de la universidad y retomó con mayor fuerza la investigación en plaguicidas y sus efectos tóxicos, en la defensa de una agroecología más saludable.

“En eso aparece mi experimentación con las plantas naturales, sobre todo con las aromáticas, porque mi estudio tiene que ver con el reemplazo de los agroquímicos con productos derivados de las plantas, entre ellos con las aromáticas”, recordó Pechen.

Por esta defensa de la agroecología, ella como productora de lavandas no hizo lo que hace la mayoría. No desmontó por completo su chacra. Por consejo de otros especialistas que trabajan en el INTA, mantuvo el 30 por ciento de la vegetación nativa. “Jarillas y alpatacos permiten el resguardo de la fauna nativa y del viento. Esto es lo que se recomienda hoy para hacer agricultura”, dijo Pechen.

Por eso, en su chacra hay una cantidad grande de lavandas que ingresaron en la etapa de mayor producción. Pero también hay plantas autóctonas que son un tesoro escondido para la vida de muchas personas.

Su vínculo con la naturaleza la acompañó siempre, desde que era una niña scout. “Lo que pasa es que la vida académica no te deja mucho tiempo para compartir”, expresó la bioquímica.

Pechen lavandas 02 final.jpg

Hoy está en condiciones de juntar 70 kilos de las flores de lavanda, al año. Y de la planta extrae sus propiedades para elaborar otros productos que son derivados. Destila aceites esenciales e hidrolatos (aguas florales).

"Tengo tres hijos, cuatro nietos, y quiero dejar también con esto una docencia para que aprendamos a vivir el cambio, que podamos tener una mirada más amable con la naturaleza", confesó Pechen.

Es un proyecto que tiene dos aspectos. Uno es el académico, para ver cómo se adaptan las lavandas al suelo neuquino y qué calidad tiene el aceite esencial que produce, ya que difiere al que se elabora en otras partes del país.

“Estamos haciendo estudios en el CITAC (Centro de Investigaciones en Toxicología Ambiental), donde trabajo como profesora consulto, para analizar las características de las lavandas y su utilidad en reemplazo de estos plaguicidas que hemos combatido toda la vida por su mal uso, no porque vayan a desaparecer totalmente”, contó.

El otro aspecto tiene que ver con el deseo de que muchos otros pequeños productores tengan acceso a la tierra para hacer agroecología y que puedan vivir dignamente de lo que siembran.

Aromas del Neuquén, su línea de cosmética natural

Reconoció que tiene las mismas dificultades que cualquier productor y acotó: “Es difícil empezar, después uno va adquiriendo experiencia”. Tal vez, advirtió Pechen, lo que más cuesta es comercializar, y ahí es donde hay que poner el esfuerzo del asociativismo.

De esta parte se encarga su hija. Otra enamorada de las lavandas que comercializa distintos productos a través de las redes sociales. En Facebook e Instagram están como "Aromas del Neuquen", donde exhibe todo lo que hace junto a su madre. Desde flores secas de lavanda hasta productos derivados de la planta, como hidrolatos y aceites esenciales, almohadillas aromáticas, muñecos de apego u objetos más ornamentales.

Todavía no son muy conocidas en las redes, donde miles de emprendedores muestran sus productos, pero es cuestión de tiempo.

SFP Ana Pechen (15).JPG

Además de lavandas, también cultiva romero y tomillo, otras plantas aromáticas con propiedades maravillosas para la salud de las que extrae sus propiedades y realizada otros productos derivados.

Empezó con estas tres especies, pero la lavanda es la que por ahora mejor se adapta al suelo de Neuquén. El viento es un gran aliado. Y puso en valor los usos que tiene en la farmacopea.

Embed

Acá les muestro como preparar las hierbas provenzales, así las tenemos en la alacena lista para usarlas en el momento...

Publicada por Aromas del Neuquen en Martes, 4 de mayo de 2021

Propiedades de la lavanda

La lavanda es antifúngica, antibacteriana, antinflamatoria, y por sobre todo permite un sueño muy reparador. Se la está utilizando en otros países para personas mayores que no pueden dormir, con fines terapéuticos.

En cremas, para dolores musculares y articulares, también tiene muy buenos resultados. Y es relajante, ante cuadros de estrés. “Te da esa sensación de paz que a veces necesitamos”, comentó Pechen.

“En realidad, por ahora yo estoy aprendiendo. Soy una pequeña productora”, afirmó. No obstante, persigue a paso firme el deseo de llegar a exportar y también abre las puertas de su chacra para asesorar y hacer conocer in situ el campo de lavandas que ha sembrado.

Ana Pechen 01 final.jpg

Certificación de productos

Ana cree que se puede en Neuquén replicar experiencias con éxito como la que emprendió Carlos Giri en la zona sur de Córdoba, asociando a pequeños productores que cultivaron lavandas en sus jardines para exportar a Francia.

También impulsa la idea de avanzar con la certificación de productos naturales y vinculados a la Fitocosmética, para ofrecerles una garantía a emprendedores y clientes, muchos de los cuales convergen en las ferias.

En ese sentido, agradeció el impulso de la Municipalidad de Neuquén para certificar la calidad de esos productos sin los requisitos que exige la Anmat, inalcanzables para la mayoría de los pequeños productores.

Varias organizaciones convergen en este punto, incluidos el INTA y el INTI. “Encontramos que en toda la Patagonia tenemos los mismos problemas. En la Comarca Andina lo detectaron antes y por eso ahora estamos lanzando una encuesta que revele el número de productores y el volumen de productos que generan, para ver si podemos sacar reglamentaciones propias que nos garanticen calidad”, explicó.

Sería un avance importante para comercializar productos neuquinos. Y el asociativismo puede ser la clave. “Nos falta establecer una red interna en Neuquén”, consideró.

SFP Ana Pechen (11).JPG

En su caso aprendió mucho de la creadora del Club de la Lavanda, Ximena Bengolea, quien tuvo la idea de implantar aromáticas en todos los jardines, como un atractivo turístico más de la localidad de Azul. “Yo creo que tenemos que hacer cosas parecida acá para que el turismo se lleve productos neuquinos, no solo artesanías mapuches que sin duda son importantes. Tenemos que tener diversidad”, sostuvo.

Recordó que, en su momento, cuando era vicegobernadora, acompañó el convenio que firmaron Chevron e YPF, debido a la importancia que tiene el petróleo y el gas para el desarrollo de la provincia. No obstante, aclaró: " Creo que es una ventana de tiempo. Nosotros tenemos que estar construyendo el futuro, y el futuro son estas cosas, las pymes, los pequeños productores. Ver cómo aprovechar nuestra tierra rica en diversidad de productos. Hay que trabajar esos temas porque la ventana se achica cada vez más”, concluyó.

Ana Pechen - Aromas del Neuquen.mp4

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

8.0246913580247% Me interesa
60.493827160494% Me gusta
4.6296296296296% Me da igual
7.4074074074074% Me aburre
19.444444444444% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario