La obra privada se mueve en moto y en bici en la ciudad

Son los medios que usan los 5 mil trabajadores que ya reanudaron tareas.

Por Ana Laura Calducci - calduccia@lmneuquen.com.ar

La reanudación de la obra privada puso en la calle a cerca de 5 mil trabajadores. En los controles que hace el Municipio, encontraron que la mayoría se mueve en motos y bicicletas, sobre todo en las construcciones de gran magnitud. En segunda instancia están los que se trasladan en auto o camioneta, y apenas una minoría usa el colectivo.

Te puede interesar...

Por estos días, la postal más frecuente en los obradores son las hileras de motos y bicis apiladas una junto a la otra.

El secretario municipal de Coordinación, Alejandro Nicola, indicó que se cumplió la premisa de evitar el transporte público. “Neuquén es distinto a Buenos Aires, donde tenés la gente que toma el tren para ir del conurbano a Capital; acá las distancias son menores y ya existía la costumbre de los trabajadores de ir a una construcción por sus propios medios”, explicó.

“En general, se ven muchas motitos y bicis en los edificios, mientras que el auto o la camioneta los usa el albañil que va a una obra chica y lleva sus herramientas encima”, observó.

El funcionario del Municipio capitalino agregó que esos obreros de casas particulares “tampoco eran de usar el colectivo antes de la cuarentena, porque les resultaba poco práctico, y no lo hacen ahora”.

p04-f01a-nqn(SCE_ID=427408).jpg

Sin aglomeraciones

El secretario de Coordinación indicó que hay medio centenar de obras privadas en marcha y no encontraron aglomeraciones en paradas de colectivos ni una mayor cantidad de pasajeros.

La cifra de boletos diarios en el transporte interurbano creció menos de un 10 por ciento desde que empezaron entregar los permisos de construcción.

“De los 8 mil obreros que teníamos antes de la cuarentena en la ciudad, hoy debe haber entre 4 mil y 5 mil trabajando, y está claro que toda esa gente no usa el colectivo porque no se dio un incremento notable en la cantidad de pasajeros”, razonó Nicola.

Víctor Carcar, titular de Uocra Neuquén, confirmó que los trabajadores del sector están resolviendo su traslado de manera individual.

Solo están con combis en los yacimientos, pero ahí también viene todo tranquilo

El dirigente del sindicato que nuclea al personal que trabaja en la construcción agregó: “En todo lo que es obra privada, están con autos particulares o la gente se mueve por sus propios medios, que era lo que aconsejaban, porque se usa el transporte público lo menos posible”.

Dijo que, por el relevamiento que hizo el sindicato, “dentro de la ciudad, el 80 a 90 por ciento se mueve por sus propios medios”.

Colectivos

Carcar agregó que, así como no se usa el colectivo, tampoco tienen noticias de algún empresario que haya contratado un trasporte privado para el personal.

En ese sentido, el sindicalista remarcó que “solo están con combis en los yacimientos, pero ahí también viene tranquilo porque YPF todavía no reactiva los contratos”.

La obra privada se reanudó de lleno a principios de este mes, con protocolos de distanciamiento y menor cantidad de operarios en cada sector.

El Municipio capitalino se encuentra realizando inspecciones periódicas de todos los edificios de la ciudad y, hasta ahora, no encontraron incumplimientos a las medidas de seguridad.

p04-f02-nqn(SCE_ID=427410).jpg

-> Avanzan las grandes construcciones

La construcción en gran escala tardó menos de un mes en ponerse en marcha otra vez en Neuquén, después del parate que provocó la pandemia. Desde el 27 de abril, el Municipio otorgó 178 permisos para obras de más de dos plantas o 250 metros cuadrados. Eso implica que, salvo alguna excepción, se reanudó la actividad en todos los edificios que estaban pendientes.

“La obra grande está prácticamente toda relanzada; hasta el viernes teníamos 178 permisos, de los cuales 51 estaban habilitados y todavía no empezaban, pero no queda más por recibir, porque los edificios que teníamos en ejecución antes de la cuarentena eran entre 150 y 180”, explicó el secretario de Coordinación, Alejandro Nicola.

En total, hasta principios de esta semana, el Municipio habilitó 453 obras privadas, de las cuales un 40 por ciento eran de mediana y gran magnitud.

Antes de reanudar los permisos, el cálculo oficial era que había alrededor de mil proyectos en marcha cuando comenzó la cuarentena. Por eso, en el Municipio estiman que todavía quedan unas 500 pequeñas construcciones paradas, donde no solicitaron el permiso para volver a trabajar.

LEÉ MÁS

Los transportistas escolares dejan de ganar $5 millones

Sospechan que la mujer de Plottier se contagió de coronavirus en Cipolletti

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído