La paz estuvo en riesgo por las vallas de la plaza

Neuquén. Una proclama del bloque de diputados provinciales del MPN amenazó con romper la armonía durante el acto del 9 de Julio entre el intendente Horacio Quiroga y el gobernador Omar Gutiérrez, pero el mandatario provincial puso paños fríos antes de que estallara un nuevo conflicto.

Ayer a primera hora, un comunicado del bloque oficialista acusaba al intendente de “restringir e impedir” la participación de la gente en la conmemoración de la independencia con el vallado de la plaza Roca, que está en plena remodelación.

Te puede interesar...

“A lo mejor, como la ignorancia es atrevida, estos muchachos se permiten decir cualquier cosa. Hay un contrato de obra que se está llevando a cabo. Como están acostumbrados a improvisar permanentemente, creen que nosotros nos tenemos que someter a cuestiones fortuitas”, salió al cruce con su conocido filo verbal el jefe comunal.

Gutiérrez dribleó la pelea: “Habrá que preguntarles a los legisladores y al intendente”, se desmarcó. “La semana pasada nos avisaron que no podríamos realizar el festejo en la plaza”, precisó sin oponer reparos a los tiempos que decidió la Municipalidad para llevar adelante la obra.

Embed

LEÉ MÁS

Chocolate y pericón en el acto por la celebración del Día de la Independencia

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído