La paz entre petroleras y gremios voló por el aire

Fracasó la paritaria. Los sindicatos planean parar la producción.

Javier Polvani / polvanij@lmneuquen.com.ar

Los sindicatos petroleros se levantaron de la mesa paritaria con la amenaza de parar la producción de todos los yacimientos del país. La reacción fue contra la negativa de los representantes de las compañías del sector a compensar la pérdida del poder adquisitivo durante la vigencia del acuerdo salarial del año pasado.

Extraoficialmente se baraja la posibilidad de un paro el domingo. Hoy y mañana se desarrollarán asambleas de delegados. En ese ámbito se establecerá el modo y el cronograma del plan de lucha. El secretario adjunto del Sindicato Petrolero de Neuquén, Río Negro y La Pampa, Ricardo Astrada, dio por hecho que el domingo habrá paro en los yacimientos bajo la jurisdicción del gremio encabezado por el senador nacional del MPN, Guillermo Pereyra.

Te puede interesar...

Ayer volaron por el aire las cartas de un mazo que venía mal barajado. La paritaria se había presentado conflictiva como nunca en los últimos años.

Los representantes de los trabajadores plantearon una compensación de casi 15 por ciento previa a la discusión del acuerdo para este año.

Los representantes de las empresas rechazaron ese pedido. Esgrimieron que algunas compañías del sector no tienen posibilidades económicas de afrontar una compensación de esa magnitud. Aseguraron que gran parte de las empresas vieron acotados sus márgenes de rentabilidad.

Las empresas rechazaron compensar la pérdida (15%) de la paritaria anterior. Hoy y mañana hay asambleas. La conciliación es el último recurso.

En representación de los trabajadores neuquinos se sentaron a la mesa Pereyra y Astrada, además del líder de Petroleros Jerárquicos, Manuel Arévalo. Con ellos por el lado de los trabajadores estuvieron Jorge “Loma” Ávila, de Chubut, y José Llugdar, del Sindicato de Petroleros Jerárquicos de la Patagonia Austral. La representación patronal fue liderada por representantes de YPF, Pan American Energy (PAE) y Total.

Las negociaciones salariales de los trabajadores de los yacimientos comenzaron en marzo y se extendieron más de lo previsto por la distancia entre la oferta de los empresarios y la demanda de los sindicatos.

Los representantes de los trabajadores pidieron en primer término una compensación por la pérdida del poder adquisitivo del salario con la paritaria cerrada en abril del año pasado. Entre el 1° de abril y el 31 de marzo de este año, lapso de vigencia del acuerdo, los petroleros sumaron 40 por ciento de incremento salarial producto de varias instancias de negociación durante el año. En el mismo tiempo, la inflación registró un alza del 54,8 por ciento.

La negociación se trabó en esa discusión. No se llegó a confrontar la oferta y demanda del acuerdo que regirá hasta el 31 de marzo de 2019. Las petroleras tienen la intención de aplazar un tiempo esa discusión. Esgrimen que sus negocios están afectados por las turbulencias de la economía.

Una amenaza a la Mesa de Vaca Muerta

Las esquirlas del conflicto

La confrontación entre las petroleras y los gremios reconfigurará el escenario para el desarrollo de la reunión de la Mesa de Vaca Muerta, convocada mañana en la residencia de Olivos, con la participación del presidente Mauricio Macri a la cabeza del cónclave.

Conflicto laboral y crisis

Tambalea en este contexto la reunión petrolera. El sindicalista Guillermo Pereyra adelantó ayer que llevará la confrontación salarial a ese ámbito. La conflictividad laboral más la agitación de la crisis de la economía condicionan la reunión y la participación de Macri.

LEÉ MÁS

Causa Campo Maripe: "La Confederación Mapuche inventó el conflicto para hacer pie en Vaca Muerta"

Por efecto de la crisis, los panaderos están al horno

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído