La próxima cosecha se avecina cubierta de incertidumbre

No habrá pronóstico oficial para el 2016.

El pronóstico de la cosecha es una herramienta clave para la organización de la actividad frutícola, sobre todo cuando hay dudas en torno a los mercados, la calidad o la cantidad de peras y manzanas. La próxima temporada inquieta desde todos los ámbitos, y no habrá datos oficiales a través del INTA y la Universidad del Comahue para saber cuánto se cosechará.

Desde la Secretaría de Fruticultura confirmaron que el tradicional pronóstico no se concretó como consecuencia de la profunda crisis que atraviesa el sector. "Es imposible hacer el pronóstico de cosecha porque en la mayoría de las chacras que se hacía no se concretó la poda, o no se pulverizó, o hubo mermas por el clima. No se puede hacer una estimación" generalizada como todos los años, afirmó el titular del área, Alberto Diomedi.

Aunque es una estimación y sus datos pueden fallar por las innumerables variables que inciden en la producción, el pronóstico es la herramienta más fiable que las empresas, los sindicatos y los chacareros utilizan para anticipar el escenario del verano. Cuando indica poca fruta de calidad, todo suele reducirse; cuando promete peras y manzanas a granel, se sale en busca de más clientes internacionales y crecen las expectativas del sector.

152 chacras utilizaba el pronóstico anual.

Kilos más o kilos menos, el informe del INTA y la UNCo aporta datos certeros sobre las cosechas por venir. Este año no se realizará porque la mayoría de las chacras testigo no pudieron realizar tareas culturales y su producción no reflejará la media del Alto Valle.

A contra reloj, Fruticultura ordenó un relevamiento propio que se conocería a fines de esta semana, aunque su alcance será muy reducido y su margen de error, mucho mayor.

La falta de pronóstico de cosecha por la mala situación de las chacras representa de igual forma una síntesis del sector, atravesado por la falta de recursos para afrontar los costos de las tareas culturales más elementales.

"Algunos chacareros del Valle Medio dicen que perdieron hasta el 70% de la fruta por el granizo, y otros, que la mitad del valle quedó sin podar, pero no se puede comprobar", afirmaron técnicos de Fruticultura.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído