La solidaridad a la intemperie

Sobra amor, solidaridad y compromiso con el prójimo en el espíritu de esa humilde pareja del barrio Loteo Social que tres veces por semana -desde hace más de dos años- les brinda una merienda a más de 25 chicos (algunas veces superan los 40) provenientes de distintos sectores del corazón del oeste de la ciudad, antes de entrenar en la cancha de fútbol sobre la calle Moritán al fondo.

Carlos “Kali” Macedo e Irma Oliva fundaron la escuelita de fútbol Estrella Roja para que chicos de 6 a 18 años dejen de deambular por esas laberínticas calles de tierra, cerca del peligro de las drogas y el alcohol.

Te puede interesar...

Sin luz ni refugio, chicos de una escuelita de fútbol meriendan al aire libre y juegan en la oscuridad.

Después de una larga espera e infinidad de gestiones ante el Municipio, a fines de febrero pudieron inaugurar su propia cancha para que más de 100 chicos que conforman las distintas categorías de Estrella Roja entrenen y participen de los torneos que organiza la Asociación Infantil de Fútbol del Oeste Comunitario (AIFOC). Por estos días de bajas temperaturas, quienes pasen por la cancha de esta escuelita (que en marzo fue visitada por las jugadoras de la selección femenina de fútbol) podrán observar a estos chicos tomando algo caliente, comiendo una factura o torta frita antes de empezar a correr felices detrás de una pelota pero en medio de la oscuridad. Previendo esta situación, quienes colaboran con la escuelita realizaron gestiones para contar con la iluminación de la cancha y un espacio cálido y cerrado para que los chicos tomen la merienda, ya que la zona carece de un espacio de ese tipo. “Necesitamos aunque sea unas farolas y un container para que los chicos puedan entrenar y tomar la merienda”, solicitó uno de los voluntarios para que estas estrellas no se apaguen.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído