La sororidad en la poesía

Poetas que leen a sus compañeras patagónicas en las redes en un claro sentimiento de intensa sororidad.

En pocos días la poesía leída por mujeres de esta parte del sur del país explotó en las redes sociales. La iniciativa de este colectivo de escritoras patagónicas fue simplemente grabarse leyendo poesía en un estratégico intento de usar las redes para dar a conocer la intensa actividad de las poetas.

Surgió de manera casual y sin demasiadas pretensiones por parte de tres poetas neuquinas y rápidamente se hizo eco en otras mujeres que en Neuquén capital y en otras ciudades subieron sus videos leyendo en sus escritorios, en sus patios, en la calle y hasta en el baño de un hotel... Dicen que desde el juego, desde lo lúdico, le pusieron la voz y la cuerpa -como señalan ellas- en un claro y visible sentimiento de hermandad, de sororidad, esa palabra enarbolada en 2018, aceptada por la Real Academia Española, que representa ese sentimiento de pertenencia, de cuidado y defensa común entre mujeres.

Te puede interesar...

En algo más de dos semanas, los videos de las poetas que leen a sus pares superaron las 1300 reproducciones, tanto en Facebook como en el canal de Youtube que crearon bajo el título “Algún poema tiene que haber”, una frase tomada de un poema de Liliana Lukin: “Mi querida: me dije algún poema tiene que haber/ porque hay tanto ruido en el país/ y en estos días las metáforas se cumplen/ ya casi no hablamos más/ que de nosotras”.

En estos tiempos de “mirá cómo nos ponemos” y de desazón y tristeza porque las cifras de femicidios no bajan, docentes, libreras, psicólogas, trabajadoras sociales, bibliotecarias y otras tantas provenientes de distintas profesiones se siguen sumando a esta ola de sororidad porque algún poema tiene que haber y hay tanto ruido en el país.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído