El clima en Neuquén

icon
25° Temp
26% Hum
La Mañana Temporada

La temporada se extendió por la nieve y superó a la prepandemia

Las precipitaciones ampliaron el arribo de turistas. La ocupación hotelera es de las más altas de los últimos años. Hay optimismo para el verano.

La primera temporada invernal en pandemia dejó un saldo positivo para Neuquén. Las nevadas tardías ampliaron la llegada de turistas hasta fines de septiembre y la ocupación hotelera ya está entre las más altas de los últimos años, con niveles que superan incluso a la pre pandemia. Entre los empresarios del sector, hay optimismo para el verano.

Los operadores turísticos coinciden en que este invierno de 2021 fue atípico, no sólo por el COVID, sino porque la nieve se hizo esperar y eso derivó en una temporada más extensa, con un movimiento constante de visitantes que todavía no cede. También dejó aprendizajes, como las estrategias para conquistar al público cuando no se puede esquiar y la apuesta por el aire libre, un punto fuerte de la cordillera neuquina que hoy tiene más valor que nunca.

Te puede interesar...

En medio del entusiasmo, en los cerros Chapelco y Bayo confirmaron que siguen abiertos para esquiar hasta el 26 de septiembre. En los principales destinos, hay cerca de un 50 por ciento de reservas para las próximas dos semanas y algunos hoteles empezaron a tomar reservas para principios de octubre.

Agustín Roca, de la cámara hotelera y gastronómica de San Martín de los Andes, recalcó que, a esta altura, no quedan dudas "de que la temporada fue buena por la extensión que se ha dado, porque la continuidad de la nieve nos dio este mes extra de septiembre".

Aclaró que, al quedar fuera de la temporada alta, con este turismo "no hablamos de los mismos valores, pero ayuda y nos entusiasma estar al 15 de septiembre con buena ocupación". Añadió que el invierno tuvo "picos de demanda a niveles prepandémicos, pero también hubo bajas de comercios y fue otra oferta".

En el cerro Chapelco, este último fin de semana, tuvieron 5.900 esquiadores en una misma jornada, una cifra auspiciosa para septiembre.

En Villa La Angostura, el titular de la cámara hotelera, Martín Suero, se mostró muy optimista. Afirmó que pasaron "un excelente agosto y estamos teniendo un septiembre récord que no podemos creer, porque la temporada de invierno se corrió y tuvimos un invierno superior a la prepandemia".

Señaló que, en ese destino, muchos visitantes hoy provienen del Alto Valle y viajan en "escapadas" de fin de semana para esquiar. Precisó que, para mediados de septiembre, "estamos todavía con casi un 50 por ciento de ocupación y, durante la temporada, llegamos a picos del 98 por ciento".

caviahue.jpg
Apareció la nieve en la cordillera.

Apareció la nieve en la cordillera.

Cristian Agostini, de la empresa Ene Q Ene de Caviahue, coincidió en que la temporada invernal "es muy buena porque se extendió desde principios de julio, cuando la gente vino aunque no haya nieve, hasta fines de septiembre". Agregó que hay "reservas de cabañas hasta fines de este mes y ya se están tomando para octubre".

Adjudicó esta alta demanda en plena pandemia "al nicho de un millón de argentinos que no tienen problemas económicos y no pudieron salir del país; ellos redescubrieron nuestros destinos y lo sé porque ellos mismos me comentaban en los paseos en moto de nieve que siempre iban a Suiza en invierno y ahora eligieron venir acá".

"También nos ayudó, en el caso de Caviahue sobre todo, que somos un pueblo con mucha naturaleza, abierto y sin hacinamientos, que es lo que van a buscar a partir de ahora los turistas", remarcó.

Observó que "logramos algo sin planificarlo, que fue no tomarnos la temporada como que se define todo en tres semanas, sino aprovechar los tiempos y ofrecer en julio lo que teníamos y continuar en agosto y septiembre; eso hizo que no tuviéramos un movimiento de personas intenso en un solo momento y ayudó a lograr un invierno muy bueno".

San-Martin-de-los-Andes.jpg

-> Ya se venden las Fiestas y el verano

El impulso de dos temporadas turísticas exitosas en medio de la pandemia llevó a los empresarios de la cordillera neuquina a poner todas las fichas en el próximo verano, que recién se asoma al final del almanaque. Algunos apuestan al programa previaje y otros a salir primeros a la cancha con ofertas al aire libre para los que se fueron contentos con la experiencia del invierno.

Martín Suero, de la cámara hotelera de Villa la Angostura, informó que ellos arrancaron hace varios días con la oferta estival. "Y vemos con alegría que se está vendiendo mucho el previaje para las Fiestas, Navidad y enero, con índices que superan el 50 por ciento de ocupación, cuando lo habitual es llegar a eso en noviembre recién", detalló.

Subrayó que tienen a su favor "la experiencia de que hubo muy pocos casos de COVID, funcionaron bien los protocolos y vemos un turista que busca experiencias al aire libre en la montaña, que es lo que queremos ofrecer".

Cristian Agostini, de Caviahue, contó que en su empresa también se anticiparon "y les ofrecemos a los que nos visitaron una propuesta más agreste para el verano con excursiones al norte neuquino en 4x4, con salidas culturales a Colomichicó o Epulafquen y también Varvarco".

Confió que, en el contacto diario con los turistas, "te das cuenta de que la pandemia nos cambió y tenés una minoría que está más irascible y una mayoría que se siente agradecida de seguir viva, de haber pasado lo peor, y quiere salir a disfrutar de su tiempo".

Turismo invierno Villa La Angostura

-> La nieve tardía los obligó a reinventarse

Un aprendizaje que dejó esta temporada en todos los destinos de la cordillera neuquina es que es posible recibir visitantes en invierno aunque no haya nieve suficiente. Después de un año sin trabajar, cuando las precipitaciones se demoraron, muchos apelaron al ingenio y descubrieron que las excursiones estivales bien podían adaptarse al clima frío.

Agustín Roca, de la cámara hotelera de San Martín de los Andes, recordó que la falta de nieve en julio "nos frenó un poco el entusiasmo para el producto esquí y redescubrimos que podíamos ofrecer también en invierno la actividad lacustre y paseos que, antes, con el éxito del esquí, no se tenían en cuenta". Comentó que los prestadores "tuvieron que desempolvar los equipos del verano para salir a buscar turistas y funcionó".

Desde la cámara hotelera de Villa La Angostura, Martín Suero hizo un balance similar. Destacó que el invierno fue atípico porque los turistas contrataron "mucha bicicleta, caminatas y experiencias al aire libre".

"Los esquiadores, al encontrarse que la nieve no era la mejor, reorganizaban sus vacaciones dentro de la villa y lo vivieron como si fuera el verano, haciendo mucho turismo en el lago, el bosque de Arrayanes, caminatas por senderos y restoranes llenos, así que nos queda eso también para tener en cuenta el año que viene", confió.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

17.948717948718% Me interesa
66.666666666667% Me gusta
10.25641025641% Me da igual
0% Me aburre
5.1282051282051% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario