La UNCo pide duplicar la partida para investigación

Nación gira $3,5 millones, pero la universidad tiene que poner otros 3.

Mariel Retegui
reteguim@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- Tanto el rector de la UNCo, Gustavo Crisafulli, como el secretario de Ciencia y Técnica, Enrique Mases, fueron tajantes a la hora de manifestar su disconformidad por el presupuesto asignado por Nación para ejecutar proyectos de investigación. Ambos coincidieron en que por la calidad del recurso humano y por las prestaciones que se pudieran hacer desde esta casa de altos estudios, se debería al menos elevar las partidas del 0,6% actual al 1,6%.

"No estamos de acuerdo con el presupuesto. Dentro de las 53 universidades de todo el país estamos entre el puesto 12 y 14. Somos la más chica de las más grandes. Tenemos más de mil investigadores categorizados y esos son más de la mitad del total de los de las universidades patagónicas. Claramente estamos bregando en la comisión del CIN (Consejo Interuniversitario Nacional) para que este presupuesto de ciencia y técnica, que es de 0,6% o 0,7%, alcance al 1,6%, por lo menos", abogó Mases.

"Tenemos buen capital humano y un desarrollo que es el más importante de la Patagonia, pero empezamos a tener restricción al financiamiento". Gustavo Crisafulli. Rector de la UNCo

Hacia adentro de la universidad, si bien los proyectos de investigación se van cumpliendo al pie de la letra, el rector adelantó que en la próxima sesión del Consejo Superior -prevista para el 23 de junio- propondrán incrementar la asignación a la función de investigación. Y que eso permitirá mejorar los subsidios a los proyectos de investigación, a la asignación a los becarios y cumplir con el sostenimiento de los equipos de investigación y transferencia.

250 proyectos muestran la necesidad de subir la partida.

Son aquellos que se subsidian anualmente para investigación y que nuclean aproximadamente 1240 investigadores entre todas las unidades académicas.

La universidad en estos últimos dos años pasó de trabajar con dos institutos de investigación compartidas con el Conicet a siete (seis más un interjurisdiccional).

4 son los programas que la universidad debe sostener con los escasos fondos asignados.

Mases explicó que en la década anterior los flujos del presupuesto nacional aumentaron considerablemente para el área, pero no fueron vía el Ministerio de Educación sino del de Ciencia y Técnica. "Con lo cual ha quedado achatado. Obtenemos de Educación 3,5 millones de pesos, la finalidad de Ciencia y Técnica ha quedado amesetada", agregó.

Con esos fondos procuran sostener cuatro programas: el de los subsidios de los proyectos de investigación, el de la formación de recursos, el premio estímulo a la producción científica y el de los becarios. "Cada vez es menos, entonces cada vez más la universidad nos tiene que ayudar", se lamentó.

El presupuesto de ciencia y técnica que manejan es de 6,3 millones de pesos. Excepto los 3,5 millones de pesos de Educación, el resto lo está poniendo la universidad. Quieren corregir ese desequilibrio entre aquellos proyectos que son financiados externamente (por el Conicet, por el Ministerio de Ciencia y Técnica o por las provincias) respecto de los que tienen financiamiento con recursos propios.

"Privilegian a los privados"

El rector Gustavo Crisafulli observó que en las asistencias técnicas o consultorías "el nuevo Gobierno tiende a privilegiar más a los actores del sector privado que a las universidades que son consultores técnicos naturales del Estado nacional". Esto, pese a que hay una ley nacional sancionada en la presidencia de Eduardo Duhalde y de las legislaciones provinciales de Río Negro y Neuquén que establecen que las universidades son consultores obligados del Estado.

"Deberíamos tener la prioridad", señaló el rector, debido a que entiende que en la práctica los ministerios están discontinuando las asistencias técnicas de las universidades nacionales. Próximamente, junto a otros nueve rectores, presentará una queja en el Ministerio de Energía de la Nación por derogar hace diez días el decreto que le daba a las universidades la prioridad en las auditorías ambientales y tecnológicas de las industrias de gas y petróleo.

"Acá es una actividad importante (auditoría) y hay un equipo auditor de calidad y trayectoria en la Facultad de Ingeniería, y aplican un decreto anterior donde se le da esa tarea a las empresas privadas", se quejó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído