La velocidad de las redes

En cuestión de segundos, una "fake news" puede viralizarse a través de las redes sociales.

El poder y la velocidad que tienen las redes sociales quedó en evidencia el viernes a partir de un trágico accidente que ocurrió en proximidades de Villa La Angostura, cuando un camión cisterna de YPF chocó contra dos camionetas.

Durante varias horas circuló por las redes una indeterminada cantidad de muertos, hasta que finalmente se confirmó que solo había una víctima fatal y que los demás ocupantes de los rodados menores estaban graves.

Te puede interesar...

Si bien contribuyó a la confusión la información de la Policía que indicaba que oficialmente había cinco personas muertas, mucho antes ya circulaba la noticia de la tragedia con dos, tres y cuatro víctimas fatales, sin que ningún medio pudiera constatar con las autoridades el verdadero saldo de la tragedia debido a la complejidad del lugar donde había ocurrido el accidente.

Logró la radio LU5 comunicarse con un comisario que primero habló de cuatro muertos y luego de cinco, pero tiempo después las autoridades sanitarias lo desmintieron. La confusión fue peor. Para entonces, en Twitter y Facebook la noticia estaba desvirtuada y los usuarios de cada red se encargaban de multiplicar las novedades, de acuerdo con lo que leían por ahí, sin importar demasiado la fuente.

Si bien esta “fake news” no fue echada a rodar a propósito, demuestra la volatilidad de estos canales y los riesgos que encierran cada vez que reemplazan a los medios.

No fue la primera vez que ocurre ni será la última. Por eso, quien tiene la responsabilidad de contrarrestar este fenómeno es el periodismo profesional, utilizando los viejos métodos de construcción de una noticia, la única manera de contribuir a que la información que circule sea realmente veraz.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído