Las mil formas de ahorro al comprar ropa de abrigo

Los neuquinos acuden a ferias por precios hasta 40% más bajos.

POR SOFIA SANDOVAL /ssandoval@lmneuquen.com.ar

Con los primeros atisbos del invierno que se notan en las mañanas neuquinas, surge también el interés por comprar ropa de abrigo. Aunque los comercios del centro ya muestran grandes subas en relación con el año pasado, las ferias de ropa nueva y usada permiten ahorrar hasta un 40% con respecto a las prendas de marca.

La campera de abrigo es la principal aliada para las bajas temperaturas que se sienten en la región durante el invierno. A pesar de que el frío llegó con timidez a los termómetros, ya hay quienes se interesan por adquirir una de estas prendas, que cuestan unos 2500 pesos en primeras marcas.

Te puede interesar...

Sin embargo, existen medios alternativos para comprar prendas de abrigo a un precio que puede ser hasta un 40% más bajo. En la Feria de la Pulgas, a la vera de la calle Láinez, las camperas acanaladas de pluma se consiguen por 1500 pesos y registran una variación mínima con respecto al año pasado.

“Tenemos camperas abrigadas para chicos a mil pesos”, señaló Apolonia desde uno de los puestos de la feria. Agregó que los buzos y sweaters de lana cuestan unos 500 pesos y tuvieron una suba de entre el 10% y el 20% con respecto al año pasado.

p03-f02-abrigo-ofertas-temporada-invierno.jpg

“Lo que más se llevan son los pantalones de buzo y los pulóveres; la gente pregunta mucho los precios en todos los puestos antes de comprar”, dijo Julián mientras hacía guarda en los pasillos desiertos de la feria.

Aunque hay pantalones de frisa en oferta por 180 pesos, los puesteros pasan horas sentados a la espera de algún cliente que se anime a comprar. “Está todo muy tranquilo, vamos a esperar que lleguen los días más fríos para que empiecen a comprar”, indicó Miriam, a cargo de un puesto donde se venden guantes de lana desde 50 pesos, gorros tejidos por 150 pesos y cuellos térmicos entre 100 y 200 pesos. Según detalló, el clima templado, el incremento en las tarifas y la situación económica actual complotaron contra el nivel de ventas en Las Pulgas.

Los accesorios para enfrentar las bajas temperaturas no presentan una gran diferencia con respecto a los locales comerciales del Bajo, que ofrecen bufandas por 200 pesos y guantes por 120.

Los altos precios de la ropa de abrigo motivan a muchos clientes a optar por otras estrategias para pasar el frío. Irma, desde otro puesto, aclaró que muchos compran camisetas térmicas por 200 pesos o calzas térmicas unisex a 250, para usar debajo de la ropa y evitar invertir en camperas que llegan a los 2300 pesos en sus versiones forradas y de mayor calidad.

p03-f01-opciones-ahorro-abrigos.jpg

--> Aprender a coser: ganar calidad a bajo costo

Además de tejer estrategias para abrigarse por menos dinero, hay quienes recurren a los talleres de corte y confección o a desempolvan viejas máquinas de coser para armar conjuntos que combatan el frío invirtiendo sólo en las telas.

Es un método que se usaba en las familias en época de crisis, como sucedió durante la hiperinflación de finales de los 80, donde era común que familias enteras se confeccionaran la ropa.

Verónica Sánchez, dueña de Vrukas y docente en el Taller de Cara, explicó que sus alumnos suelen asistir a las clases para cumplir una tarea pendiente o superar la dificultad de encontrar ropa de su talle. Sin embargo, también tiene estudiantes que aprenden la técnica de la costura para ahorrar en la compra de indumentaria.

“Se quejan sobre todo del precio de los pantalones y vienen para aprender a confeccionar los de jean, de gimnasia, de vestir o calzas”, expresó, y aclaró que un pantalón de algodón para un adulto se puede confeccionar tras invertir unos 300 pesos en tela y otros materiales.

Mandar a confeccionar la ropa no sólo es un alivio al bolsillo, sino que es de una calidad garantizada al encontrar las manos justas y la tela adecuada para las prendas.

“Cuesta quizás lo mismo que en una tienda económica, pero se consigue una tela de mayor calidad”, sostuvo, y agregó que los mismos pantalones para niños tienen un costo de 100 pesos en materiales.

Tener una prenda de estas características lleva tiempo, es por eso que las familias tienen que prever con anticipación los pedidos para todo el grupo familiar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído