El clima en Neuquén

icon
Temp
69% Hum
La Mañana mari menuco

Las vacas de una comunidad mapuche invaden las casas en Mari Menuco

El club comunicó a sus socios que analiza poner un boyero eléctrico para que el ganado de los Kaxipayiñ no ingresen al predio. La situación no es nueva.

Si algo faltaba para que la tensa relación que hay entre la comisión directiva de la Villa Mari Menuco y la comunidad mapuche Kaxipayiñ, es la presencia de animales que cruzan los alambrados en disputa. Desde hace mucho tiempo es que el ganado vacuno que es propiedad de esa comunidad se pasean por las calles y pisan los parques de las lujosas casas que hay en esa privilegiada villa turística.

Hace unos días, la comisión directiva lo dejó trascender a sus 650 socios y envió un mensaje, con una posible solución. ¿De qué se trata? Nada menos que la de implementar un boyero eléctrico, de manera que el ganado no cruce los límites de las 60 hectáreas que tiene la villa.

Te puede interesar...

“Como es de público conocimiento desde hace un tiempo nuestra Villa viene padeciendo la invasión de ganado bovino. Durante el transcurso de esta semana se trabajó en la colocación de un nuevo alambrado con postes de caños tubing cementados que marca el límite de la zona en litigio con la comunidad Kaixipayiñ”, expresa una nota de la comisión de Mari Menuco a los socios.

Vacas_Mari Menuco_Kaxipayiñ.jpg
El club Mari Menuco colocó alambrados en los límites de tierras que están en conflcito.

El club Mari Menuco colocó alambrados en los límites de tierras que están en conflcito.

La situación, pese a que no es nueva, recuerda a la invasión de carpinchos en Nordelta el año pasado, luego de la pandemia, donde hubo voces a favor y en contra, en un lugar propio de los humedales del delta del Paraná, donde se hicieron barrios cerrados.

La invasión de ganado en la Villa Mari Menuco es algo común que viene hace años, pero el club está dispuesto a tomar cartas en el asunto.

“Esta medida de carácter urgente se dispuso mientras se evalúa la factibilidad y presupuesto para la instalación de un boyero eléctrico que complemente la seguridad ante esta situación, lo cual será debidamente informado en próximos días”, informaron desde esa entidad privada.

Si bien desde hace meses que la relación entre la comunidad y el club mejoró, el tema de fondo sigue siendo la posesión de un lote de 260 hectáreas, donde el club pretende hacer mejoras y los mapuches, reivindican ese territorio como propio. Durante años y ciclos, recrudecieron hechos de agresión, que fueron denunciados de manera mutua por las partes. De hecho, esas tierras está dentro del relevamiento que hace el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), que se reactivó luego de varios conflictos.

El club pretende cobrarle $12.893.292 en concepto de astreintes (una suerte de multas) de manera retroactiva a septiembre de 2020, por el interdicto judicial que hay en el Juzgado Civil N°4, a cargo de María Eugenia Grimau.

El interdicto en el fuero Civil fue presentado en 2017, donde indica que la comunidad tiene que abonar esas multas, en caso de “turbar la posesión” de las tierras, con actos que fueron denunciados como violentos por el club.

Los Kaxipayiñ apelaron esa medida judicial, pero en plena pandemia, le fueron devengados $8.700.000 de una cuenta bancaria, a los que se le sumarían estos casi $13.000.000. Sin embargo, el caso se encuentra en la instancia de apelación al Tribunal Superior de Justicia y aún el dinero no fue cobrado por el club.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario