"Le arruinó la vida y eso no se sana con un perdón"

La mamá de Lautaro habló tras ver la entrevista de Nehuén con LMN.

“No es un perdón profundo ni sincero. Lo que hizo es terrible y lo mantuvo a mi hijo al borde de la muerte, eso se tiene que pagar. No estoy pidiendo más pena, estoy pidiendo que cumpla con los tres años”, confió con una gran indignación Vanesa Speranza, la mamá de Lautaro Bettini, tras escuchar la entrevista a Nehuén Rodríguez.

Ayer, luego de que Nehuén rompiera el silencio en exclusiva para LM Neuquén, la mujer dijo que no creía en el arrepentimiento del joven de 18 años. “Si realmente lo siente, que cumpla su condena y no pida la condicional en unos meses. Uno se tiene que hacer cargo”, sostuvo Vanesa. El joven fue condenado a tres años de prisión efectiva por el delito de lesiones graves y se encuentra con prisión domiciliaria hasta que quede firme la condena.

“Mientras él piensa en salir a bailar, Lautaro no deja de ir cuatro horas por día a rehabilitación. Dañó a toda nuestra familia, nos partió al medio”, afirmó Vanesa y agregó: “Si no quería infringir la ley, no hubiera participado de la pelea. Él eligió querer matar a Lautaro y cuando vio que yacía en el piso se fue como si nada. Ahora pretende pararse frente a mi hijo a pedirle disculpas cuando le arruinó la vida y eso no se sana con un perdón”.

Si bien su hijo de 20 años sobrevivió al brutal piedrazo que recibió el 1° de enero, su vida cambió rotundamente. “Pasó a ser una persona que vive supervisada, con parches de morfina para calmar el dolor. Sigue con pérdida de memoria y déficit de atención”, explicó su mamá y confió: “Hay días que me dice ‘ma, por favor no vayamos’, y yo lo llevó igual porque no queda otra, mientras más cumplamos tenemos la esperanza de que más rápido pueda recuperar su vida”.

El único lugar donde no siento frustración es acostado. Tengo 20 años, la vida se me pasa y no puedo hacer nada - Lautaro Bettini

En este sentido, Vanesa sostuvo que la vida de Lautaro se volvió “muy acotada y encerrada” tras la golpiza. “Muchas veces me habla de que él no sabe si por suerte sobrevivió o si realmente no tendría que haber sobrevivido”, se lamentó Vanesa.

“Como mamá sigo sosteniendo que Nehuén Rodríguez es el asesino de mi hijo. Él le detuvo la vida a Lautaro, ¿qué son dos años en la cárcel? Por lo menos demostraría ser una buena persona”, expresó la mujer. Al mismo tiempo, aclaró: “No tengo rencor contra él, quiero justicia. La gente piensa que uno se quiere vengar, pero no, es justo que él pague. Me da hasta pena”.

$35 mil gasta por mes la familia en la recuperación de Lautaro

Respecto de la condena que le impuso el tribunal, dijo que “lamentablemente lo favorece”. En su explicación, Vanesa recordó que el domingo pasado un joven neuquino recibió un piedrazo que le rompió la mandíbula a la salida de un boliche en Cipolletti. “Las penas leves no ejemplifican, realmente lo único que le das a conocer a la sociedad es que podés hacer lo que quieras y los jueces te absuelven. No ponen límites ni educan”, insistió.

LEÉ MÁS

"Me mandé una cagada y quiero pedirle perdón a Lautaro"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído