Le dio su nombre a un dinosaurio que es orgullo de Las Lajas

Ramón Faúndez. El paleontólogo que dedicó su vida al estudio de los antiguos habitantes de la Patagonia.

Fabián Cares

Especial

Te puede interesar...

Las Lajas ya tiene la réplica de – su dinosaurio, que mandó construir el Municipio, en el museo de la localidad.Ramón Faúndez nació en Las – Lajas, pero pasó parte de su niñez en Cutral Co. Luego regresó a su pago chico para ser parte de su historia.

Muchas veces en la vida hay caminos que son necesarios recorrer. Hay situaciones que deben ser superadas. Esfuerzos que se deben hacer. Tras sortear con decisión, trabajo y valentía esos componentes que forman parte de la existencia de cualquier personas, muchas veces llegan los éxitos y los premios a esa obstinación de seguir siempre para adelante. También por esas cosas del destino y del universo, hace 10 años Ramón Faúndez estuvo en el momento y el lugar correctos. Y su afición y pasión por la paleontología le dio la posibilidad de dar los primeros pasos de esta especialidad en Las Lajas, que le permitiría en el año 2015 un hallazgo increíble.

Sus primeros pasos fueron en el Museo Histórico Regional de la localidad. Ese, por excelencia, atesoraba las riquezas históricas institucionales y de pequeños vestigios encontrados de la arqueología local.

Nació en Las Lajas en 1963. Huérfano de sus padres a corta edad, fue criado por su abuela y por circunstancias de la vida fue a recalar a la ciudad de Cutral Co. Cumplió múltiples trabajos en diversas empresas e instituciones hasta que un buen día fue empleado municipal en la comarca petrolera. Allí comenzó a dar sus primeros pasos en el fascinante mundo del estudio y descubrimiento de lo seres que habitaron la tierra en eras pasadas. Cumplió funciones también en el Museo Carmen Funes y, entre otros, cosechó la amistad del reconocido paleontólogo Rodolfo Coria. Adquirió en ese lugar muchos conocimientos hasta que la vida lo trajo de nuevo a su terruño natal.

en la materia, como Salvador Palomo de Rincón de los Sauces, acompañaron a Ramón y a Pablo Sandoval, un antiguo trabajador del museo, a realizar los primeros relevamientos, verificación e investigación de lo que finalmente sería el yacimiento paleontológico más importante del país. “Cuando comenzamos los trabajos en Pilmatué, ni siquiera imaginábamos que estábamos haciendo historia sobre la historia misma”, señaló con orgullo Ramón.

Es así que aquellos primeros antecedentes declarados por don Alexandri, dieron como resultado que siete años después Las Lajas estuviera en la boca de todo el mundo y sobre todo en la comunidad científica. Allí, en Pilmatué, se ponía en la vidriera de la paleontología un nuevo ejemplar de características únicas. Es así que Las Lajas se abría al fascinante universo paleontológico con un dinosaurio propio, el Pilmatueia Faundezi, como se lo llamaría después.

En 2015, una de las tantas campañas encabezadas por Rodolfo Coria y la infaltable colaboración y asistencia logística de Ramón y de todo su personal a cargo permitieron concretar y oficializar el descubrimiento del dinosaurio más antiguo del período Cretácico del Neuquén. Ese hallazgo vino a representar una nueva especie de dinosaurio saurópodo (cuadrúpedo y herbívoro) del Cretácico inferior de la Cuenca Neuquina y uno de los dinosaurios más antiguos de América del Sur. En la presentación oficial de ese descubrimiento y el nombramiento del ejemplar que se realizó en Neuquén en el 2018, se informó que se trataba de una nueva especie de saurópodo dicreosaurido con una antigüedad estimada de 135 millones de años. El dinosaurio que llenó de orgullo a Las Lajas y, en especial, a la persona que con paciencia y perseverancia en la búsqueda permitió el hallazgo de las primera vértebras, se dio a conocer con el nombre de Pilmatueia Faundezi.

“Fue una verdadera sorpresa que ese dinosaurio lajeño llevara mi nombre. Hoy todos lo conocen como Pilmatueia Faundezi, la primera parte del nombre es por el lugar donde lo encontramos, que es la zona de Pilmatué, y Faundezi es por mi apellido. Es todo un honor y un privilegio que mi identidad y la de mi familia quede perpetuada para siempre”, asegura orgulloso este hijo de Las Lajas.

La hija que sigue los pasos de su padre

Ramón Faúndez tiene siete hijos, pero la que heredó su estirpe y afición por la paleontología es su hija Guadalupe, de 13 años. “Mi hija prácticamente nació entre mis herramientas de trabajo y hasta ha caminado por el campo conmigo. Ella este año comienza

su secundaria y atesora el sueño de cuando sea grande ser una profesional en la paleontología, eso me llena de orgullo y satisfacción porque ella y mi esposa Graciela Arcidiago han sido los puntales fundamentales en este trabajo y este oficio", dice.

LEÉ MÁS

Identificaron a los jóvenes muertos en la Ruta 151

Viajaba en el colectivo con 4.500 dosis de éxtasis y LSD

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído