El clima en Neuquén

icon
Temp
59% Hum
La Mañana juez

Le dio una salvaje golpiza y el juez lo dejó detenido por dos días

Un joven de 23 años golpeó a su pareja de 17 y madre de su bebé. Ante el ofrecimiento de un domicilio en La Pampa, el juez lo dejó detenido hasta corroborar el mismo.

Un joven de 23 años golpeó salvajemente a su pareja de 17 años, con quien tiene un bebé de cuatro meses, con sus puños y un palo de escoba y la cortó con un cuchillo y destornillador. La víctima pudo escaparse; mientras su cuñada fue a buscar ayuda a la Policía y así, el agresor fue detenido. Pese a que la fiscalía lo acusó de tentativa de homicidio, el juez entendió que la vida de la adolescente no estuvo en riesgo y avaló cargos solo por lesiones agravadas. Además, tampoco hizo lugar a los tres meses de preventiva, sino que le dictó dos días, hasta que la defensa corrobore un domicilio en otra provincia.

Durante una audiencia de formulación de cargos, realizada el domingo 9 de enero, el fiscal del caso Andrés Azar señaló que el violento ataque sucedió la madrugada del 6 de enero, en la vivienda que convivía la pareja con su hijo y la hermana de acusado con sus sobrinos, en el barrio Valentina Norte Rural.

Te puede interesar...

"Alrededor de las 3 de la mañana, intentó darle muerte a su pareja no pudiendo consumar el hecho por circunstancias ajenas", relató el fiscal Azar. En este sentido, detalló que la violencia comenzó cuando sus sobrinos de 8 y 13 años no se dormían y eso lo molestó. "Tiró a uno a un colchón y le pegó una patada, mientras que al otro le pegó una cachetada; por lo que su pareja intercedió y justo llegó su hermana, con lo cual se calmó"; indicó.

Sin embargo, cuando su hermana volvió a salir y su pareja intentó llamar a su madre para contarle lo sucedido, el agresor le sacó el celular, lo arrojó al piso y se lo rompió. "Luego, la tiró a ella al colchón y comenzó a darle golpes de puño y con un palo de escoba. También tomó un cuchillo y le produjo cortes en ambas piernas y cuando ella pudo sacarle el cuchillo, el tomó un destornillador y le dio puntazos en el cuerpo", detalló el fiscal Azar y agregó que ante los gritos de ella y el bebé, ingresó la hermana, quien al ver la situación, salió corriendo a pedir auxilio.

"La víctima intentaba levantarse y el acusado la golpeaba. Cuando ella se acercaba a la puerta, la volvía a atacar, hasta que en un momento, se agarró de las rejas y pidió ayuda a los gritos diciendo que la querían matar", narró el representante de la fiscalía. Solo ahí, el acusado cesó el ataque y ella corrió hasta lo de un vecino con su bebé en brazos; aunque a los minutos llegó su pareja, quien le arrebató al niño.

No fue hasta que llegó un patrullero y la madre del acusado, quien lo convenció de entregar al niño, que el agresor fue reducido y detenido. Lo llevaron a la comisaría, donde también la adolescente radicó la denuncia por intermedio de su madre por la salvaje golpiza y luego fue revisada por un médico.

Ante la denuncia, un juez de Familia ordenó la custodia policial de la víctima y su hijo por 48 horas e impuso una prohibición de contacto al acusado. Sin embargo, el fiscal resaltó que el acusado incumplió esa orden, ya que al día siguiente envió un mensaje atemorizante al teléfono de la madre de la víctima, y es por ello, que el sábado, en horas de la mañana fue detenido y puesto a disposición de la Fiscalía.

Por todo lo relatado, la fiscalía le formuló cargos por el delito de tentativa de homicidio agravado por el vínculo y solicitó que el agresor quedase detenido con prisión preventiva por tres meses, para proteger a la víctima y a su entorno, teniendo en cuenta que ya incumplió una orden judicial. “No debemos dejar de lado que estamos ante una víctima especialmente vulnerable, por ser mujer y por ser menor de 18 años. Hay una batería de tratados internacionales que dan cuenta de la necesidad de que todos los operadores judiciales debemos hacer el máximo esfuerzo para poder sancionar, erradicar y prevenir la violencia contra la mujer”, argumentó el fiscal Azar.

A su turno, el defensor oficial Alfredo Ferreyra objetó los cargos y solicitó al juez una calificación de menor gravedad, aunque reconoció el contexto de violencia de género en la que se produjo. Además, propuso que su defendido se traslade a un domicilio ubicado en una localidad en la provincia de La Pampa, por el mismo período, como medida alternativa a la preventiva.

Finalmente, el juez Mauricio Zabala resolvió no hacer lugar a los cargos pedidos por la fiscalía. "No advierto, por el tipo de lesiones, la ubicación y la extensión de las mismas y los tiempos de curación que requieren, que esa materialidad de la conducta exteriorice la intención de dar muerte a una persona”, sostuvo el magistrado y tuvo por formulados los cargos por el delito de lesiones leves, agravadas por el vínculo y por el contexto de violencia de género en que ocurrieron.

Asimismo, resolvió dictarle 48 horas de prisión preventiva (hasta el martes) con el objetivo de comprobar el domicilio ofrecido por la defensa y, en caso que se certifique que podrá trasladarse, dispuso su libertad en esa localidad. En caso de concretarse esto último, también ordenó la prohibición de retornar por tres meses a Neuquén, salvo en caso que sea citado judicialmente.

148-provincial.jpg

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario