Le regalaron un trago pero después le pidieron la plata

El avaro galán, un par de semanas más tarde, reclamó el dinero.

Londres
Una estudiante de 18 años se sintió halagada por un muchacho que, en un boliche, la invitó con un trago: un vodka con Coca-Cola. Pero la misma sensación de agrado la tuvo de sorpresa cuando dos semanas después recibió un mensaje de texto en el cual le pedían que pagase ese trago. Sí, era aquel generoso y galante hombre que quería el retorno de las 6,50 libras que había gastado.

Aquella noche, Abby estaba de fiesta con sus amigos en la zona de Sheffield y, a pesar de que el galán no estaba demasiado bien vestido para su gusto, le causó simpatía su desfachatez para invitarla a tomar algo. De hecho, en ese mismo momento intercambiaron números de teléfono aunque cada uno siguió por su lado. A los pocos días, no sabía si sentirse mal o reírse de lo que leía a través de su teléfono celular. “Hola, espero que no te importe, amor, pero ¿me podrías transferir de nuevo las 6,50 libras?”, decía el primer texto recibido, al que Abby contestó sin saber de qué se trataba: “¿Quién es?”, dijo y la respuesta ahí la hizo recordar: “Soy Liam, de las habitaciones Viper de hace una semana. Te compré una bebida. ¿Puedo tener una devolución por ello? Te doy mi código y número de cuenta. Gracias”.

La chica, estudiante de Biomedicina en la Universidad de Leeds, se sorprendió por el pedido y el tono seco en que era efectuado, pero decidió devolverle la plata. “Yo estaba en el bar a punto de comprarme algo para tomar cuando vino él (Liam) y me dijo: ‘te lo voy a dar yo porque sos magnífica’, y todo eso. Entonces, simplemente le dije que quería algo con vodka e intercambiamos los números de teléfonos”, relató Abby, quien reside en el barrio de Barnsley.

Después de que les mostró el mensaje a sus amigas, ellas le dijeron que lo compartiese en las redes sociales y se hizo viral. “Le pagué de inmediato”, contó Abby, a pesar de que en su posteo en las redes sociales, la mayoría le dijo que no lo hiciera.

“Me pareció tan descarado que en un momento no lo iba a hacer, pero después pensé que quizá lo necesitaba. No recuerdo mucho de él, pero yo siempre soy de mirar los zapatos. Y tenía zapatos de Primark (una tienda londinense de ropa económica), por lo que definitivamente decidí devolverle el dinero”.

Dale Chandler, director de eventos del boliche donde ocurrió el hecho, también dio su mirada sobre lo que pasó. “Lo vi en las redes sociales y me pareció gracioso, por eso lo compartí. Demuestra lo que es la cultura de hoy en día”, dijo. Y Paris Robinson, amiga de Abby, que estaba esa noche, manifestó su sorpresa porque “el tipo no estaba borracho y le envió un mensaje dos semanas más tarde para esto. Es muy divertido”.

Un poco caro
$130 El costo del trago en libras esterlinas es de 6,50.
La chica estaba en la barra del boliche a punto de comprar un trago y el muchacho se ofreció a invitarla. Ella pidió algo con vodka y él la complació. Y pagó.

Redes sociales
Un chateo que se hizo viral

“Hola, espero que no te importe, amor, pero ¿me podrías transferir de nuevo las 6,50 libras?”, decía el mensaje de Liam, el muchacho que invitó a una chica con un trago. A ella le causó gracia, lo subió a las redes sociales y se hizo viral.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído