"Les pido a mi esposa y a Sergio que me den una señal para encontrar el cuerpo"

El papá de Ávalos, a 16 años de su desaparición.

Guillermo Elía - policiales@lmneuquen.com.ar

Apremiado por el paso del tiempo, a sus 85 años y muy emocionado, Asunción Ávalos le pide a su esposa Margarita y a Sergio que lo orienten, aunque sea en sueños, para encontrar el cuerpo. Así lo reveló a horas de cumplirse 16 años de la desaparición de su hijo.

Te puede interesar...

Mañana habrá una nueva marcha por la desaparición del joven estudiante de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional del Comahue. En ese contexto, don Asunción Ávalos sigue luchando por encontrar los restos de su hijo que fue visto, con vida, por última vez en el boliche Las Palmas, la madrugada del 16 de junio de 2003.

“Sergio era la esperanza de la familia. Iba a ser ‘mi hijo el contador’. Cuando lo dejé en Neuquén le di una sola recomendación. Antes de llamarle amigo a un compañero, que primero lo conociera bastante tiempo. A partir del tiempo y del trato, él solo iba a saber quién era su amigo”, recordó don Asunción, que viaja permanentemente de Picún Leufú a Neuquén y otros puntos del país apoyando distintas causas.

Tras la desaparición de Sergio, inició una dura búsqueda que se extiende hasta hoy. A su esposa Margarita se la llevó la angustia en octubre de 2010 y Asunción estuvo con ella hasta su muerte.

Familia-sergio-ávalos-página-14.jpg

“La enfermedad de Margarita fue más que nada la ausencia de Sergio. Tenía una infección en la columna, eso la fue consumiendo porque se le produjeron escaras en la piel por la cantidad de tiempo que pasó acostada”, recordó Asunción. “La última noche que estuvimos en el hospital Heller, vino Eve, mi hija, y pasó toda la noche conversando con ella y me contó que la madre le dijo que había estado con Sergio. Fue un golpe grande. Nos conformamos pensando que si ella lo vio, ahora están bien los dos juntos”, dijo notablemente sensibilizado don Asunción.

Luego, se quebró en lágrimas y tras recuperar el aliento y con voz entrecortada señaló: “Yo les pido (a Margarita y a Sergio) que me den alguna señal mientras duermo para que me ayuden a orientarme y encontrar el cuerpo. Y al viejito (Dios) le pido que me espere hasta ese momento”.

“Me conformo a esta altura en llegar hasta el momento de saber dónde está Sergio, ya no importa tanto qué le pasó, sino dónde está y que los culpables sean identificados”, remató don Ávalos.

Margarita: “Voy a estar bien porque lo vi a Sergio”

La mamá de Sergio Ávalos falleció en octubre de 2010 en una cama del hospital Heller. Mercedes Ávalos, hermana del estudiante, recordó el dolor que vivió por no ver más a uno de sus hijos.

“La tristeza se la llevó a mamá. Por más que tuviera a sus otros hijos y nietos, al faltarle Sergio fue como que le arrancaron la vida”, remarcó. Y recordó: “Mamá después de la desaparición cayó enferma y no tuvo fuerzas para salir. Cuando ella murió, le estaba dando la mano a papá y le dijo: ‘Quedate tranquilo que voy a estar bien, lo vi a Sergio’”.

LEÉ MÁS

Cotejan restos óseos para saber si son los de Sergio Ávalos

Caso Ávalos: apuestan por la ley del arrepentido para esclarecerlo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído