Caso Ávalos: apuestan por la ley del arrepentido para esclarecerlo

La Justicia apela a que algún testigo aporte datos útiles a la causa. Hoy fue el primer día de testimonios en el juicio.

Guillermo Elia

policiales@lmneuquen.com.ar

Te puede interesar...

Hoy fue el primer día de testimonios en la causa Sergio Ávalos y se estima que 10 personas pasarán a declarar por el Juzgado Federal Nº 2 en las próximas dos semanas. En esta nueva tanda de testigos nace la esperanza de poder utilizar la ley del arrepentido para romper con el pacto de silencio que sellaron las fuerzas de seguridad que estuvieron la noche del 14 de junio de 2003 en el boliche Las Palmas, el último lugar donde se vio con vida al estudiante universitario oriundo de Picún Leufú.

Como se trata de una causa federal reservada, por desaparición forzada de personas, no trascendieron mayores datos respecto de los testigos que podrían ser miembros de las fuerzas de seguridad que estaban en Las Palmas esa noche, policías y militares.

La ley del arrepentido reduce y exime de penas a quienes teniendo una participación indirecta en el crimen aporten datos útiles para esclarecerlo. Esta es la carta que está jugando la Justicia en este momento para tratar de que algún testigo facilite los detalles necesarios para resolver el caso y llevar a juicio a los responsables. El ideal sería encontrar sus restos para ser analizados y que la familia pueda cerrar la historia.

La trama secreta

“Sergio es una piedra en el zapato del poder”, supo confiar a este medio la hermana de Sergio, Mercedes Ávalos quien desde hace 15 años junto a su padre no han cesado en su lucha por tratar de conocer qué fue lo que le ocurrió a Sergio.

Para la familia Ávalos, a Sergio lo mataron y desaparecieron el cadáver. El crimen tendría vinculaciones directas o indirectas con el poder de la época.

La versión más firme y creíble que se ha manejado hasta el momento, da cuenta que Sergio esa noche se juntó con cuatro compañeros de la Facultad de Economía a comer un asado y de ahí salieron para Las Palmas.

A pesar de que habían cámaras de video, la grabación se cortó a las 2:48 de la madrugada del 14 de junio de 2003. Luego, 7 minutos después, ingresó Sergio al boliche pero no hay ningún tipo de registro. Siempre se sospechó que esa grabación fue modificada intencionalmente.

Un testigo reservado, declaró en el Juzgado Federal, dato que fue revelado por LMN, que Sergio estuvo con una joven que era protegida de un funcionario de primera línea del gobierno de turno. El testigo fue apuñalado la noche antes de brindar testimonio por lo que se lo debió proteger.

La trama da cuenta que la joven, una prostituta VIP, participaba en las “fiestas del Poder” que se hacían en una amplia casa de calle San Martín, camino al aeropuerto, y ahí abundaba el alcohol, la droga y el sexo.

Esta chica con la que estaba Sergio fue reconocida por el personal de seguridad del boliche por lo que agredieron al estudiante.

En esa golpiza se les habría ido la mano y lo mataron. Luego, lo sacaron el cuerpo en un utilitario del local y lo hicieron desaparecer, sellando el personal de seguridad un pacto de silencio que se mantiene en la actualidad. Algunos de los policías que estuvieron esa noche el boliche, hoy son oficiales en jefe de la Policía y están en cargos donde tranquilamente podrían afectar cualquier tipo de investigación.

LEÉ MÁS

Prostituta vip es clave en el caso Ávalos

Así dejaron de grabar las cámaras de Las Palmas la noche que desapareció Ávalos

Caso Ávalos: "Sergio es una piedra en el zapato del poder"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído