Llegó la hora de la revisión

El Código Procesal Penal (CPP) se apresta a cumplir cinco años, por lo que es tiempo de balance, análisis y revisión. El Código se puso en marcha el 14 de enero de 2014 a los ponchazos. Faltaba de todo: estructura, funcionarios, empleados, tecnología y presupuesto. De todas formas, bien a lo argento, se motorizó y obligó a ir solucionando todos esos baches.

Su implementación fue un cambio radical para la Justicia neuquina porque no sólo se trató del traspaso de la acción penal del juez al fiscal, sino que abrió las puertas y ventanas del gueto judicial y los puso a todos en la vereda, ahí por donde camina el ciudadano.

Te puede interesar...

En su transcurrir hubo una guerra entre jueces y fiscales que en el fondo escondía viejas fórmulas de poder. Luego estallaron debates en la sociedad cuando asesinos y violadores quedaron en libertad mientras se les seguía el proceso. Se bregó por la prisión preventiva para preservar la paz social y hasta se habló de pasar de las 24 a las 72 horas de detención de una persona mientras la fiscalía reunía los elementos suficientes para formularle cargos.

El Código Procesal Penal cumple cinco años y urge analizar su aplicación y también las mejoras a implementar.

El CPP obligó a tener una apertura y una nueva mirada respecto de la pareja víctimavictimario y las alternativas para resolver los conflictos que no necesariamente tienen que terminar en un juicio y así se instaló la idea de reparar el daño.

Pero sin dudas, la estrella del CPP fue el juicio por jurados donde hubo una participación ciudadana seria y responsable. Los propios vecinos debieron decidir si un asesino quedaba preso o no.

Quizás la mayor deuda que tiene el Código sea la falta de difusión para que los ciudadanos lo conozcan mínimamente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído