Lo apuñalaron y balearon, pero no quiso denunciar

El hombre fue encontrado en un patrullaje por la Policía, que lo trasladó al hospital. El herido se negó a denunciar y suponen que fue un ajuste de cuentas.

NEUQUÉN

Un patrullaje de rutina en el barrio Gran Neuquén permitió a unos policías encontrar ayer a un hombre en estado de ebriedad tirado dentro de su Ford Falcon con dos tiros en las piernas y una puñalada en el brazo izquierdo.

La víctima, de 38 años, fue trasladada al hospital Heller y derivada al Castro Rendón, donde una vez estabilizada contó que le habían disparado y agredido con un destornillador.

Policías de la Comisaría 18 le pidieron que ampliara la denuncia para buscar a los agresores pero el hombre, todavía en el hospital, se negó a brindar detalles de lo sucedido y de los autores.

Para los investigadores, se trata de un típico ajuste de cuentas ya que se disparan a las piernas para "sacar" de las calles por un tiempo a la persona agredida que estará días o meses en reposo.

CIFRA
Dos tiros en las piernas
Son los que le ejecutaron al hombre que no quiso brindar detalles a la Policía, por lo que se presume que su agresor se le acercó al auto a la víctima, que estaba al volante, le clavó el destornillador en el brazo y luego le disparó a las piernas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído