Lo detuvieron dos veces en un día por distintos robos

El delincuente, de 18 años, deberá pasar un año y siete meses en la cárcel.

En menos de 24 horas, un ladrón cayó por robo, luego recuperó la libertad, volvió a la calle y siguió delinquiendo. Pero la Policía lo atrapó de nuevo con las manos en la masa y esta vez ya no salió del calabozo. En un juicio abreviado, la Justicia lo condenó a cumplir una pena efectiva de un año y siete meses de prisión.

Es un joven de 18 años, llamado Isaías Beroiza, quien el miércoles sustrajo 12 celulares del local comercial Full Service, ubicado en la esquina de Mengelle y Balcarce. Según la teoría de la Fiscalía, el hecho ocurrió alrededor de las 4:30 de la madrugada. Beroiza entró al local tras forzar el candado de una reja y romper la vidriera del local. Fue aprehendido por efectivos de la Comisaría 32, afuera del negocio. Más tarde quedó en libertad, y en la madrugada de ayer, volvió a robar.

Te puede interesar...

Cuando faltaban pocos minutos para las 2, primero violentó la puerta delantera de un auto estacionado en Brentana 68, de cuyo interior sustrajo un estéreo y una caja de herramientas. Luego, rompió a piedrazos la vidriera de la tienda de ropa Orso Bianco, ubicada en Brentana 183. Y en Roca y Libertad fue atrapado por la Policía mientras intentaba escapar. Al revisarle la mochila, los efectivos encontraron las 38 remeras que robó de la tienda y el estéreo y las herramientas que sacó del auto.

La detención se dio gracias al aviso telefónico de un vecino. El delincuente se percató de que lo seguían y quiso huir corriendo, pero el móvil policial ingresó en contramano por calle Roca y en la esquina de Libertad lo atraparon.

“El personal realizó un relevamiento en todo el sector y a pocos metros del comercio encontró estacionado un Fiat 147, color blanco, al que le faltaba el estéreo y tenía los cables sueltos. Muy cerca de ahí, los policías dieron con el dueño del rodado, quien también manifestó que le habían sacado varias herramientas”, relató el jefe de la Cuarta, Gustavo Huanque. El pibe chorro fue trasladado a la comisaría y quedó detenido.

“Lamento mucho lo que pasó, pero al menos agradezco que esto me pasa cuando no hay nadie trabajando”, indicó Luis, el dueño del comercio. Hace más de un año, otros ladrones le desvalijaron el local que tenía sobre San Martín 48. En esa ocasión, solo dejaron los maniquíes con ropa. “O renunciaba a mi sueño o seguía para adelante, y acá estoy, otra vez. Mientras no le pase nada a mi gente, voy a seguir trabajando”, comentó. Ayer tuvo que cambiar el blíndex del local, que le costó $20 mil.

Un juicio abreviado y a la cárcel

Mientras el joven delincuente permanecía detenido, se realizó la audiencia de formulación de cargos. Inmediatamente después, se hizo un juicio abreviado en el que el juez Julio Sueldo condenó al ladrón -Isaías Ezequiel Beroiza- a 4 meses de prisión por el primer hecho y a 8 meses de prisión por los robos del día de ayer, unificando y componiendo las penas con el año de prisión en suspenso que ya tenía como antecedente, informaron fuentes de la Fiscalía. De esta manera, el audaz y solitario pibe chorro deberá cumplir una pena de prisión efectiva de un año y siete meses en el Establecimiento de Ejecución Penal N° 5 de esta ciudad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído