"Lo mejor que puede pasar es que esté preso siempre"

La familia de Chela celebró el fallo condenatorio del jurado popular.

Por Natalia Pérez pertino - policiales@lmneuquen.com.ar

“La verdad, es un alivio. Nos da tranquilidad. Paz nunca más la tendremos, pero sentimos que todavía podemos confiar en la Justicia. Lo mejor que le puede pasar a la sociedad es que esté preso”, sentenció Zahira, la nieta de Chela, quien fue asesinada por Eros Kevin Joaquín Muñoz Coria. Así lo declaró culpable, por unanimidad, un jurado popular, y también de asaltar a dos mujeres y de herir gravemente a otra en un intento de robo, en febrero en Cutral Co.

Te puede interesar...

Durante tres jornadas, se escucharon los testimonios de policías, peritos, forenses y de las tres mujeres víctimas que sobrevivieron al ataque de Muñoz Coria, de 21 años. Fueron los profesionales y una cámara de seguridad particular, los que hablaron por Celia Maidub (79), Chela para su familia.

El asesino observó a la víctima, se le acercó por detrás, le cruzó la bicicleta, la apuñaló tres veces y escapó en su bici. Todo en tan solo cuatro segundos, como quedó registrado en una cámara de una casa a 20 metros de donde atacó a Chela, en Chubut al 600 del barrio Ruca Quimey de Cutral Co.

Al no poder alzarse con el monedero de la abuela, a quien dejó tirada agonizando, continuó su raid delictivo. A apenas siete cuadras, en Eguinoa y Río Negro, interceptó a la médica Cristina Álvarez bajo la misma modalidad. La mujer se resistió y Muñoz Coria le asestó dos puntazos en la zona del tórax. “Me robó, me robó. Atrápenlo”, gritó la médica al ver huir al ladrón con su cartera, que luego tiró en la calle.

“Es un mentiroso. No quiso ayudar a su familia. A la madre y la hermana las cagó a trompadas”, Santiago Terán, Fiscal jefe de la Segunda Circunscripción Judicial

Ella sobrevivió de milagro, como también sus primeras dos víctimas, una madre y su hija, vecinas lindantes de Chela, a quienes el acusado interceptó en la calle y les robó 800 pesos. “Se salvaron porque no opusieron resistencia”, había expresado el fiscal jefe Santiago Terán sobre estas víctimas, a quienes Muñoz Coria les robó la noche del 8 de febrero.

celia maidub1.jpg

Las tres mujeres declararon en juicio y señalaron al acusado como su agresor. Chela murió en la vereda, a pasos de su casa. Le había dicho a su esposo que iba a comprar pan para la cena de aquel 12 de febrero.

Finalmente, ayer se escucharon los alegatos de cierre de cada parte. La fiscalía reiteró su teoría del caso y solicitó que Muñoz Coria sea declarado culpable de homicidio en ocasión de robo, tentativa de robo agravado por arma blanca, lesiones graves y robo agravado por arma blanca.

"Escucharlo fue indignante. Para nosotros fue una actuación para parecer una víctima. No estaba drogado", Zahira, Nieta de Chela.

“No vamos a discutir los hechos, ni que Muñoz Coria no fue el autor de esos tres hechos. Porque no tenemos pruebas”, expresó el defensor oficial Diego Simonelli. Luego, tomó la palabra el propio acusado (ver vinculada) y pidió perdón a toda la sociedad por lo que hizo.

Finalmente, tras recibir las instrucciones por parte del juez técnico Raúl Aufranc, el jurado pasó a deliberar y a las 17 leyó su veredicto. En todos los casos, sentenció a Muñoz Coria culpable por unanimidad. En octubre, se determinará qué condena deberá cumplir.

Recuadro-policial-cronología-página-12.jpg

LEÉ MÁS

"No sé cuándo me apuñaló, pensé que eran trompadas"

El asesino le clavó 10 centímetros el cuchillo y le cortó la aorta a Celia

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído