Los padres se disputan los bancos en 8 escuelas "vip"

Las públicas del centro capitalino son las más codiciadas.

Ana Laura Calducci
calduccia@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
Todos los años, en noviembre, los padres hacen largas colas en las escuelas primarias del centro de la ciudad para conseguir un banco de primer grado. Aunque hay vacantes en otras zonas, la demanda se concentra en un puñado de colegios.

Es tan alta la expectativa que algunos pasan la noche haciendo guardia. También están los que se cambian el domicilio o alteran la documentación. Todo vale con tal de ingresar a estos establecimientos de la zona centro de la capital.

Según la demanda que llega al Consejo Provincial de Educación, son ocho las escuelas más deseadas y casi todas pertenecen al microcentro. A la cabeza está la Primaria 125, donde la postal clásica de mediados de noviembre es la fila de papás en sus reposeras para anotar a sus hijos.
Como muchos se conocen de haber hecho lo mismo para entrar al Jardín 14, que está al lado, ellos mismos organizan los turnos.

8400 es la cantidad de vacantes de primer grado que hay en la provincia para 2016 en escuelas públicas.

También integran la lista de escuelas "vip" las primarias 201, 2, 183, 121, 61 y San Martín (IFD 12), o sea, todas las que están a pocas cuadras del Monumento. La única entre las preferidas fuera del centro es la 343, de Huiliches, donde ayer hubo padres que acamparon por un banco.

Los motivos que inclinan la balanza sobre determinados colegios públicos son varios: muchos creen que la educación es mejor que en otros barrios, otros piensan que sus hijos van a estar más seguros y también están los que quieren tenerlos cerca del trabajo.

Silvana Daima, directora de la Primaria 125, comentó que históricamente esa escuela tiene una presencia muy fuerte: "Puede ser por el grupo humano muy bueno que se formó, y eso da tranquilidad".

A su lado, Lucía, una de las mamás que esperó su banco durante horas, coincidió en la apreciación. "Yo soy egresada de la escuela, antes estudié un año en el oeste y me pasaron para acá y es otra cosa, desde la forma de hablar hasta los contenidos, por eso ahora quiero que venga mi hija", explicó.

Mito sin base
Para el director de Nivel Primario del Consejo de Educación, Danilo Casanova, el furor de los padres por las escuelas del centro responde a un mito sin base real. "Tiene que ver con el imaginario de que una escuela es mejor que otra, pero no hay diferencia, la educación es la misma y ni siquiera es distinta la cantidad de días de clases porque ya no hay escuelas que paren más que otras", afirmó el funcionario.

Primero no sirve
El representante del CPE indicó que también es una creencia errónea que hay que llegar primero a un establecimiento para conseguir un lugar. Recordó que se anota a los que están dentro del radio escolar y, si las vacantes no alcanzan, se define por el domicilio. El supervisor es quien coordina las reubicaciones según el lugar donde viva el chico.

3023 bancos de primer grado hay disponibles para 2016 en las escuelas públicas de la ciudad.

Aunque los docentes sean los mismos y todas sean escuelas estatales, está a la vista que para los padres no da igual. Mito o realidad, para muchos, el banco en las escuelas públicas del centro es el premio mayor.

TRES PREGUNTAS A...

Danilo Casanova
Director de Nivel Primario del Consejo Provincial de Educación

1. ¿Hay escuelas que tengan más demanda que otras?
Sí, las escuelas del centro son las más valoradas. Creo que es porque muchos papás tienen el domicilio laboral ahí, pero después ves las paradas de colectivos al lado de esos colegios llenas de chicos que tienen que viajar porque viven lejos de la escuela.

2. Pero, si toman el colectivo, no viven dentro del radio escolar. ¿Eso significa que algunos hacen trampa?
Uno no lo quiere decir, pero en las escuelas suelen tener esas sospechas. Puede que vengan con un domicilio o contrato adulterado o también hay gente que presenta el domicilio en baldíos. Son cosas que se comentan, pero una vez que se inscribió, no tenemos poder de policía. Además, está la excusa de que recién se mudaron.

3. ¿Y qué puede hacer el Consejo para que la demanda sea más pareja, que no haya papás que pasan la noche para tener banco en un colegio determinado?
Lo que hacemos es informar por planilla, no sirve que hagan cola. Pero los padres ven el mapita del radio y comienza la discusión, porque por ahí los divide una calle; al norte es una escuela y en la vereda de enfrente, otra. El mecanismo de inscripción se avisa antes.

Estrategias
Algunos hasta presentan papeles truchos

Donde hay un deseo nace una estrategia. En medio del furor de los padres por mandar a sus chicos a escuelas del centro, hay quienes llegan a presentar certificaciones truchas del domicilio: desde contratos de alquiler falsos hasta facturas de servicios que se envían a la casa de un conocido, el ingenio no tiene límites.

En la Primaria 343, una de las de mayor demanda, los directivos salieron ayer a recorrer el barrio para certificar si los domicilios eran reales. "Como acá la mayoría alquila, hay que confirmar en la medida que se pueda si viven en el barrio", comentó una de las docentes.

Se trata de un caso aislado, ya que los directores no están obligados a controlar la veracidad de la documentación. Como explicó Silvana Daima, directora de la Escuela 125, "no somos policías, así que nos remitimos a las resoluciones y sólo miramos que nos presenten un comodato o un servicio".

Señaló que, en el trato diario, se encuentran con alumnos que viven muy lejos del colegio, pero no pueden ponerse el traje de detectives para revelar si cambiaron de casa o mintieron en el legajo.

"Puede que en realidad vivan en otro lado, pero no hay forma de saberlo cuando estamos inscribiendo", explicó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído