Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en impar

LMNeuquen Tarifazo

Los pasajeros acusaron el golpe del boleto más caro

Testimonios de quienes hacen malabares para poder ir a trabajar.

Natalí Ruiz de Galarreta

nataliruizdeg@gmail.com

Te puede interesar...

El último aumento en el precio del colectivo golpeó a muchos trabajadores. La suba en Neuquén, que llevó al boleto a ser el más caro de todo el país, destroza el presupuesto de quienes deben hacer combinaciones para llegar a destino. Y aquellos que no pueden pagar la diferencia empezaron a caminar.

Claudio Gabba es un laburante como tantos otros. Se levanta cuando todavía no amanece para estar puntualmente a las 6:30 esperando el colectivo en la parada.

Todos los días hace cuatro viajes: dos para ir de su casa al trabajo y otros dos para volver. Primero agarra un Pehuenche, luego un Indalo.

Claudio vive en el barrio 432 Viviendas de Cipolletti y viaja hasta las cercanías de Plottier todo el año. Gasta tiempo, paciencia, pero sobre todo mucho del dinero arduamente ganado para llegar en colectivo al trabajo. Y no tiene escapatoria: está atado a manejarse así por las distancias. Para auto propio, dice, el sueldo no le alcanza.

Trabajador de almacén, tiene que cortar fiambre para mantener a su familia. El nuevo precio del transporte que sufrió ayer no es el primero que le toca. Pero le perjudica de una manera que ni siquiera él puede manifestar sin expresar desconcierto.

No alcanza

“Me afecta mal, no sé cómo decirlo. Estaba gastando dos mil pesos por mes yo solo. Ahora, con el aumento, ¿cuánto voy a gastar? No sé cómo vamos a hacer, pero no queda otra”, comentó.

La última suba del boleto urbano llevó el precio de $13,90 a $18,07; y los pasajes interurbanos cuestan aún más.

Claudio trabaja hace más de tres años. Hace poco le pidió a su “patrón” un aumento para paliar la situación y poder hacerles frente a las constantes subas, para llegar al almacén sin sufrir por el precio del viaje, pero no tuvo suerte.

“Dicen que no hay muchas ventas, que no pueden aumentar. Ellos saben cómo está todo, pero qué pueden hacer si está todo igual”, expresó compungido.

Soportar el costo de vida es abrumador para este padre de tres hijos. Está alegre de que ellos todavía son muy pequeños: ninguno utiliza el colectivo.

El problema se agrava para quienes necesitan tomar cuatro colectivos sólo para trasladarse a su lugar de trabajo.

Jubilados

Guadalupe Guevara es una jubilada que vive en Villa Ceferino. Pero es de esas personas que tienen que seguir trabajando para sobrevivir, una contradicción constante de la Argentina contemporánea.

Entrada en la tercera edad, limpia casas de familia. Las “señoras” antes solían pargarle los pasajes, pero aseguró que los problemas alcanzaron a todos los sectores por igual. Ahora muchas veces le dan para un solo boleto. Ella tiene que elegir si camina de ida o de vuelta.

Los jubilados tienen un subsidio que les deja el boleto urbano a un precio cercano a los 8 pesos, pero la suba de más del 30 por ciento igual les pega, teniendo en cuenta todos los gastos extra (en salud, especialmente) que tiene que afrontar la clase pasiva para poder sobrevivir.

“Yo uso el Indalo sólo cuando tengo que venir a ver a los médicos y por suerte tengo el descuento. Pero siguen subiendo y para otros viajes el sueldo no alcanza”, dijo Juliana Astete, jubilada que vive en el barrio San Lorenzo Norte

“Nos están robando. Para el que trabaja es mucho, si tenés que hacer dos viajes a Plottier ya son como 100 pesos. Es imposible poder pagarlos porque los sueldos no aumentaron así”, dijo Luis Viedma, trabajador rural que vive en la ciudad de Plottier

“Sube todo, cómo no va a aumentar el colectivo. Si el aumento va para los colectiveros, a mí me parece bien. Pero desgraciadamente no es así. Sólo va una parte”, dijo Brian Salazar, vendedor ambulante que vive en el barrio Valentina Sur

A la espera de la red SUBE en la región

Si bien está en funcionamiento el beneficio por transbordo en colectivos urbanos, la implementación de la red SUBE, que contempla un descuento porcentual para quienes deben realizar cualquier combinación urbana o interurbana, no está presente en nuestra localidad.

Con este sistema, el pasajero compra su boleto y por un lapso de dos horas puede combinar todos los medios de transporte públicos pagando la mitad del boleto en el segundo viaje y una cuarta parte del valor a partir del tercero.

Actualmente, la red sólo abarca al área metropolitana de Buenos Aires. El arribo de esta modalidad a Neuquén está en gestión, según confirmaron funcionarios municipales.

De implementarse esta medida, sería un alivio para quienes tienen que realizar varios viajes durante el día (ver nota central) para poder trasladarse a los lugares de trabajo, ya sea dentro de la capital o hacia otras ciudades vecinas.

80.000 usuarios por díautilizan el sistema de transporte público en la ciuda. Para cubrir este servicio las dos empresas que tienen la concesión utilizan 145 unidades que recorren los distintos barrios neuquinos.

LEÉ MÁS

Viajar en colectivo será un 30% más caro desde febrero

Desde febrero se viene otro tarifazo: subir al colectivo saldrá un 30 por ciento más caro

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

3.8674033149171% Me interesa
8.8397790055249% Me gusta
0.5524861878453% Me da igual
1.6574585635359% Me aburre
85.082872928177% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario