El clima en Neuquén

icon
29° Temp
47% Hum
La Mañana Protocolo

Los productores alertan sobre los problemas del protocolo de cosecha

En enero comienza la temporada para peras y manzanas en El Valle y los productores levantaron una bandera de alerta por el protocolo que presentó el gobierno de Río Negro. ¿Cuáles son los puntos cuestionados?

Este año, la cosecha de peras y manzanas se realizará en un escenario nuevo. En medio de la pandemia de coronavirus, el gobierno rionegrino presentó un protocolo para el desarrollo de la actividad, que fue cuestionado por los productores.

En diálogo con LM Neuquén, el presidente de la Federación de Productores de Rio Negro y Neuquén, Sebastián Hernández, aseguró: “Yo creo que hay un poco de ignorancia de cómo se maneja la actividad”.

Te puede interesar...

- Están pidiendo cambios en el protocolo de la cosecha y piden eliminar el requerimiento de listados de los empleados antes del 10 de diciembre. ¿Por qué lo cuestionan?

La fruticultura es una actividad muy variable; hay entre un 20% y un 30% de recambio en los empleados. Eso hace que sea imposible tener el 10 de diciembre la certeza de quiénes van a venir y quiénes no. Obligar hacer al productor un papel que cuando vengan los trabajadores no tenga ningún significado y que quizá para el momento de la cosecha ni siquiera siga funcionando y no dejen entrar a la gente que sí va a trabajar, no lo vemos viable, para nada.

- También piden eliminar el requerimiento de los dos años de antigüedad, ¿no?

Sí. El empleado arranca y cuando hace la temporada ya tiene un año. En función de esto uno no le puede pedir al empleado que tenga dos años de antigüedad o que haya venido dos temporadas para poder ingresar a la provincia, porque hay un movimiento en el que se va renovando el personal. Es muy difícil concordar con eso y más aun teniendo en cuenta que, por la pandemia, el recambio va a ser mucho mayor porque hay gente que no va a venir.

- ¿Cuál es la justificación de incluir los dos años de antigüedad?

Yo creo que hay un poco de ignorancia de cómo se maneja la actividad. No sólo a la federación o a las cámaras le molestan estos puntos, les molestaron a todos. Es más, discutimos esto con Producción (se reunieron con el Ministro de Producción y Agroindustria de Río Negro, Carlos Banacloy, y el Secretario de Fruticultura, Facundo Fernández) y a la noche ya se habían retirado estos dos puntos. Era algo lógico. La federación quiere seguridad y resguardo para que los empleados se cuiden y para que los productores se cuiden. A los productores no les conviene que se enferme la gente porque el costo económico y la posibilidad de perder una variedad son altísimos. Si la gente se enferma, son 10 días que no puede levantar cosecha y así se pierde una variedad. Cuando salimos a discutir algo es porque realmente es ilógico, no es un capricho.

Se habilita para el turismo la posibilidad de ni siquiera hacerse hisopado y en la actividad estamos diciendo que sí lo queremos. ¿Por qué? Porque nos da la seguridad que el empleado que venga está sano y así protegeremos a todos los que estamos en la chacra. Hay cosas que nosotros estamos aceptando y las queremos porque no sabemos cómo se comporta el virus y por qué pondríamos en riesgo a los productores, que el promedio de edad es de más de 60 años. El problema es que hasta que estemos muy cerca de la cosecha va a ser muy difícil tener un protocolo, va a ser muy dinámica la cosecha y habrá que ir definiendo palo a palo. No se puede decidir con mucha antelación

- Piden el cambio en el reglamento interno de cosecha con deberes y obligaciones de empleadores y empleados. ¿Cuál es la propuesta de los productores?

Se trata de un reglamento que hice yo mismo donde tenemos derechos y obligaciones tanto los empleados como los productores. En la parte de los empleadores, las obligaciones son dar la vivienda con baño, contar con servicios mínimos, aislamiento de 7 días -que lo tenemos pero no sé hasta cuándo va a ser porque se está viendo que para el turismo no aplica-, que el productor se tendrá que encargar de los encargos de víveres que necesite para que el empleado no salga, entre otros puntos.

Y también hay obligaciones para los empleados, como mantener el distanciamiento social, que no se puedan juntar ni hacer fiestas, que no puedan tomar mate. Son todas cosas lógicas de cómo nos tenemos que comportar con esta pandemia. Queremos que la secretaría de Trabajo y la Provincia lo avalen y lo aprueben, y el sindicato también para que ese reglamento se cumpla. No es de buena voluntad sino que haya sanciones si el empleado no lo cumple.

presidente-de-la-Federación-de-Productores-de-Rio-Negro-y-Neuquén,-Sebastián-Hernández.jpg
Sebastián Hernández, presidente de la Federación de Productores de Rio Negro y Neuquén, expuso la situación en la fruticultura de cara a la cosecha. 

Sebastián Hernández, presidente de la Federación de Productores de Rio Negro y Neuquén, expuso la situación en la fruticultura de cara a la cosecha.

- Entonces, ¿se seguirá conversando?

Sí. Que no nos vengan a pedir a la fruticultura cosas extraordinarias que al país no se le piden porque el contagio no viene de las chacras. Todas estas son cuestiones que nos llevan a discutir y que aún no se han cerrado. En estos últimos meses han salido tres protocolos y ninguno se cerró. ¿Por qué? Porque se van modificando, porque hay cosas que no van y lo lamentable es salir a informar un protocolo resuelto cuando recién se está charlando. Yo entiendo la necesidad desde el sector político, de la secretaria de Trabajo, de llevar una tranquilidad a la sociedad en realidad a que la fruticultura va a hacer un protocolo exhaustivo y riguroso. Pero la sociedad debe entender que hoy se puede ir a Las Grutas o a Bariloche sin limitaciones, y no podés pedir a la fruticultura tener un costo adicional del 50% porque se le antoja a un tipo. Hay que hacer las cosas con respeto, con organización, con un aval de todos los sectores cuidando la salud del empleado, de los productores y de la sociedad. Eso lo tenemos incorporado. Nuestra actividad de enero a marzo da trabajo a más de 20.000 personas de diferentes lugares del país. La economía se mueve gracias al trabajo. Es importante tener claro que el empleado que se fue de acá en marzo no paró, no se quedó en su casa por 8 meses. Ese empleado llegó y fue al limón, a la caña, naranja, mandarina, y fue migrando.

- ¿Qué recepción han tenido en la reunión con funcionarios rionegrinos?

Con Río Negro, la gobernadora (Arabela Carreras) y los ministros, vamos avanzando. Vamos a llegar a enero con algo resuelto y consensuado. Hay algún sector, como la secretaría de Trabajo, que tiene puntos de desencuentro.

La secretaría de Trabajo es un lugar de equilibrio, un lugar en el que debe mirar para los dos lados, siempre atento al que está en desventaja y no todas las veces las desventajas son para el empleado. La responsabilidad de cada uno de los que vienen a trabajar es absoluta, son mayores de 18 años. En este punto es donde aparecen las discusiones con la secretaría de Trabajo porque es como que siempre ve el lado débil de los empleados y hay puntos en los que hoy el lado débil es el del empleador. Por ejemplo, uno no puede obligar a una persona a que a partir de las 6 de la tarde se encierre en su casa. Ahí aparecen las discusiones pero se puede hablar, se puede discutir y se va a encontrar un buen protocolo, más allá que a veces nos molestemos.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

75% Me interesa
0% Me gusta
8.3333333333333% Me da igual
8.3333333333333% Me aburre
8.3333333333333% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario