Los que viajan evitan guarderías para sus mascotas

Para achicar costos, los neuquinos prefieren dejar a sus perros y gatos en la casa de algún pariente o en el propio hogar.

Neuquén.- La situación económica -que hace pensar hasta última hora si conviene salir de vacaciones en esta temporada invernal-, sumada al retraso del inicio de la temporada de nieve, provocó que varias actividades relacionadas con el turismo vean mermar su demanda. Un ejemplo es el caso de las guarderías de mascotas, donde el movimiento es muy inferior al invierno pasado.

“Nosotros tenemos 15 caniles pero todavía tenemos lugar”, explicó Roberto de la guardería Pequeñas Patas, que funciona en una chacra de Cinco Saltos y ofrece el servicio de traslado para los perros neuquinos.

En Cedivet, donde se dedican al cuidado de gatos, explicaron que sólo tienen unos tres animales en guarda.

150 pesos es el valor promedio de un día de guardería.

El precio incluye el alimento de primera calidad. Algunos espacios ofrecen planes de pago para los que dejan a sus mascotas muchos días. En la ciudad hay diferentes propuestas.

Alejandra, que se dedica al traslado de animales, aseguró que recibió algunas consultas al respecto pero que la mayoría de los viajes se limitan a cuestiones más indispensables, como castraciones o urgencias. “Cuando me preguntan, yo sólo recomiendo las que los cuidan bien, que los pasean y los hacen jugar en lugar de tenerlos todo el día encerrados”, confió.

Los dueños de las guarderías atribuyen la baja demanda a la suba de los precios, que provocó que muchas familias decidieran quedarse en casa o dejar a sus mascotas al cuidado de un familiar para reducir gastos si deciden viajar.

“Muchos hacen una escapada de algunos días y suelen dejar a los gatos solos”, señaló Juan, de Cedivet, en referencia al espíritu más independiente de los felinos.

Precios cuidados

Aunque en algunos casos tuvieron que resignar sus ganancias, los cuidadores mantuvieron los precios muy similares a los del verano con el fin de mantener la afluencia de clientes.

“Son precios accesibles, porque en el valor se incluye también el alimento de buena calidad y acorde a las necesidades de salud del animal”, explicó Andrea, otra veterinaria a cargo.

No obstante, desembolsar dinero extra en guardería es un gasto adicional en la cuenta de las vacaciones que no todos pueden permitirse. Por eso, los dueños de los establecimientos se esperanzan con un repunte de la actividad para el verano, la temporada alta para cuidar mascotas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído