"Los ríos y las bardas están en nuestro ADN"

El intendente de la capital, Horacio Quiroga, dijo que, de a poco, la sociedad va conformando su propia identidad neuquina.

Obras: La proyección a largo plazo es una de las claves para la ciudad del millón de habitantes.

erminar de transformar la ciudad y proyectarla para cuando triplique su población. El intendente de Neuquén Horacio Quiroga asegura que lleva adelante un ambicioso plan de obra pública para anticiparse al enorme crecimiento que tendrá la capital.

¿Cree que se está construyendo la identidad neuquina?

Construir una identidad neuquina venía siendo una tarea pendiente desde hace décadas porque obviamente son muchos los factores que intervienen en ese proceso social. La ciudad de Neuquén siempre fue creciendo de la mano, mayormente, de las familias que llegaban desde otros puntos de nuestro país y de países vecinos y también en buena medida del interior de la provincia, como fue mi caso cuando me vine desde San Martín de los Andes. Llegábamos a la capital en busca de construir un futuro mejor y nos sumamos a los nacidos y criados que durante una época hasta eran minoría. Esto dificultaba la construcción de una identidad neuquina, pero además la ciudad carecía de lugares emblemáticos que la identificaran y que nos hicieran sentir orgullosos de vivir en ella. Junto con la transformación que iniciamos en materia de infraestructura para revertir el atraso que tenía la ciudad, ese fue uno de los desafíos que nos propusimos cuando iniciamos nuestra primera gestión allá por diciembre del ’99. Y lo primero que hicimos fue trabajar para poner en relieve dos elementos que están en nuestro ADN como ciudad: los ríos y las bardas. De allí el Parque Norte y el Paseo de la Costa, que hoy congregan a diario a miles y miles de neuquinos y de visitantes. Lo mismo con los espacios públicos como la Plaza de las Banderas, el Monumento a los Caídos en Malvinas, el Parque del Oeste, el Parque Este, el Parque Sur. Y en este proceso adquieren una importancia superlativa las manifestaciones culturales.

Siempre tomé como referencia histórica el libro Recuerdos territorianos, de don Ángel Edelman”.

En los últimos años la gente comenzó a interesarse por la historia de la ciudad. ¿A qué cree que se debe esto?

Estimo que se relaciona justamente con este proceso que se está consolidando de construcción de una identidad propia. Eso nos lleva siempre a buscar en nuestros orígenes, en qué pasaba por la cabeza de aquellos hombres y mujeres que a principios del siglo XX eligieron lo que era un punto inhóspito de la Patagonia para asentarse, seducidos por las posibilidades que ofrecía la majestuosa confluencia de los ríos Limay y Neuquén. En ese sentido, en lo personal, siempre tomé como referencia el libro de don Ángel Edelman Recuerdos territorianos, que además fue el primer gobernador de la provincia cuando dejamos de ser territorio nacional como candidato de la Unión Cívica Radical Intransigente.

¿El Metrobús es la obra más importante de esta nueva gestión?

Actualmente el municipio tiene un frente de 100 obras que se están ejecutando y todas, en su medida, son importantes. Pero hay algunas más emblemáticas por lo que representan. Y el metrobús es sin lugar a dudas una de ellas. Es nada menos que el primer metrobús de la Patagonia y es una obra que cuando la terminemos va a significar un cambio rotundo en el transporte público que permitirá unir el centro con el oeste, que es la zona donde se concentra el 70% de la demanda del servicio.

Finalmente se cumplió aquello de volver a mirar al río. ¿Seguirá el desarrollo en el sur de la capital?

La consolidación del Paseo Costero como espacio público por excelencia es una de las mayores satisfacciones de nuestra gestión. Al sueño de unir los balnearios municipales le falta solamente el tramo que va de Leguizamón a Gatica. Ya se acordó con el EPAS, que tiene una planta de bombeo sobre Leguizamón, y ahora estamos trabajando en el proyecto ejecutivo de la obra que vamos a finalizar antes de terminar nuestro cuarto mandato.

---¿Cuál es el lugar que más le gusta de la ciudad?

Obviamente los lugares que más me gustan están vinculados a nuestros orígenes como ciudad: la barda y el río. Pero si tengo que elegir, prefiero la inmensidad de la barda. Igual que a miles de vecinos, me gusta mucho caminar por los circuitos de Parque Norte, sintiendo el viento y el sol en la cara. Realmente lo disfruto y allí encuentro un cable a tierra cuando lo necesito.

¿El contrato de concesión del EPAS permitirá mejorar el control del servicio de agua y saneamiento?

La firma del contrato de concesión es una condición indispensable para que el EPAS ponga en valor presente los servicios de agua y saneamiento y acompañe el crecimiento que ha tenido la ciudad. Si no hay contrato, el municipio no puede exigir plan de inversiones -que debe tener identificadas las fuentes de financiamiento-, estructura tarifaria y tampoco puede sancionar cuando se producen incumplimientos. El municipio quiere que el prestador del servicio siga siendo el EPAS porque además hay una ordenanza que nos obliga a que así sea. Este es un tema que he hablado con el gobernador y por eso como poder concedente aspiramos a poder cristalizar la firma del contrato cuanto antes.

Si alguien que no la conoce le preguntara cómo es Neuquén ¿cómo la describiría?

Neuquén es una ciudad maravillosa, en la que obviamente todavía quedan muchas cosas por hacer, porque va creciendo de manera permanente. En diciembre del ’99, cuando asumí mi primera intendencia, recibí un pueblo grande que llegó a convertirse en una gran ciudad y en la capital más importante de la Patagonia. Y el desafío es justamente ir planificando ese crecimiento y acompañarlo con obras de infraestructura. Neuquén es una ciudad cosmopolita, inquieta, demandante y lo hecho nunca alcanza. Por eso, como equipo de gobierno, el desafío es imponerse cada día nuevas metas y trabajar para lograrlas.

La ciudad del millón de habitantes está cada vez más cerca. ¿Qué obras hacen falta para atender esa enorme demanda que habrá?

Cuando hablamos de la ciudad del millón de habitantes es imposible no pensar a Neuquén como motor de lo que llamo el Gran Valle de la Patagonia, donde de hecho hoy conviven cerca de 600 mil personas. Es decir, pensando en escala regional. ¿En qué momento nuestra capital tendrá 1 millón de habitantes? Nadie lo sabe, pero la obligación de un gobernante es pensar a largo plazo. Cuando recién asumí decía que tenía que pensar el Neuquén a 10 años. Y después me di cuenta de que no era así. En lo inmediato, creo que es indispensable seguir mejorando la conectividad, y en ese sentido una materia pendiente que vamos a resolver en el corto plazo es el nodo vial de Doctor Ramón y Ruta 7, donde ya tenemos listo el proyecto ejecutivo y llamaremos a licitación en el transcurso de este año. Esto sin lugar a dudas nos permitirá mejorar el acceso norte. En forma paralela, vamos a avanzar con la Avenida de los Ríos ,que será la continuidad de Avenida Argentina hasta la Autovía Norte, optimizando la comunicación de un sector que tendrá un gran crecimiento urbano y pronto vamos a inaugurar la apertura de Albardón, que unirá Ruta 7 con la Avenida Argentina.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído