El clima en Neuquén

icon
11° Temp
96% Hum
La Mañana huellas

Los secretos de los dinos, estampados en sus huellas

Revelan hallazgos de pisadas que dejaron los gigantes en Barreales.

Los dinosaurios que habitaron Neuquén hace más de 80 millones de años no solamente dejaron huesos fosilizados que día a día van apareciendo en la superficie y revelan una interminable galería de hallazgos, sino también huellas de sus pisadas, que también enriquecen el enorme inventario paleontológico de la Patagonia.

Tres paleontólogos de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), Jorge Calvo, Laura Ávila y Cynthia Rivera, pasaron revista a siete descubrimientos de pisadas en el lago Barreales pertenecientes al período Cretácico Superior, en un trabajo de investigación divulgado por la publicación científica internacional Journal of South American Earth Sciences.

Te puede interesar...

El informe sostiene que en los últimos años se han descubierto nuevos sitios con huellas de dinosaurios mediante campañas de campo geológicas a lo largo de las costas norte y este del lago Barreales. Se encontraron huellas de dinosaurios como moldes naturales, incluidos epirrelieves cóncavos, hiporrelieves cóncavos e hiporrelieves convexos.

Los saurópodos dejaron pistas y rastros que dan cuenta de que exhibieron estilos locomotores anchos. Según su morfología y la evidencia de los fósiles corporales, se interpreta que fueron producidos por titanosaurios, aclaran los investigadores.

Respecto de la representación de las huellas de los terópodos, afirman que se trata de impresiones de garras de tridáctilos.

“Se infiere que algunas de las huellas de terópodos fueron creadas por megarraptóridos”, sostienen.

image.png

El historial de dinosaurios de la región del lago Barreales abarca varias formaciones. La Formación Portezuelo produjo huellas de terópodos en los sitios de Baal, Punta Motorhome, Aguas Claras y Loma Sur de la Lata; la Formación Plottier conserva huellas de saurópodos y ornitópodos en los sitios Proyecto Dino y Middle Loma de la Lata, respectivamente; y la Formación Bajo de la Carpa produjo huellas de saurópodos y terópodos en el sitio Querubín.

Pese a que el informe científico alude a las huellas, recuerda, no obstante, que, durante los últimos 20 años, se realizaron cuantiosos descubrimientos de fósiles, entre ellos, plantas, tortugas, saurópodos, teópodos y megarraptos. Sin embargo, advierten, este rico registro osteológico contrasta con la mínima información que se ha publicado sobre rastros fósiles de vertebrados e invertebrados de la región.

El objetivo de publicar el informe justamente es el de mejorar sustancialmente el conocimiento de las huellas de dinosaurios descubiertas en el área del lago Barreales.

El aporte al mundo científico de los paleontólogos de la región está dado por su riqueza ya que describen nuevas huellas y proporcionan interpretaciones paleoambientales basadas en análisis de facies y evidencia de los icnofósiles.

En la Pista de Aguas Claras se hallaron dos huellas de terópodos pertenecientes a diferentes especímenes en una pequeña plataforma en la playa.

Además, aparecieron una pista de terópodos y algunas otras huellas mal conservadas, algunas de las cuales se habían preservado como moldes naturales.

Las huellas fueron encontradas por paleontólogos de la UNCo y las investigaciones se difundieron en una publicación internacional.

En tanto que, en Travesía de Baal, aparecieron rocas con huellas de dinosaurios junto a restos de cocodrilos y tortugas que habitaron el lecho marino de Neuquén durante el Cretácico superior.

Cercano al lugar mencionado anteriormente, en Punta Motorme, un estudiante de la UNCo perteneciente al Proyecto Dino encontró, durante una excursión, un bloque con una huella de dinosaurio terópodo bien conservada.

El propio Calvo fue quien dio en 2019, durante un viaje de campo al Istmo de Loma de La Lata para hacer perfiles estratigráficos de nuevos sitios, con un nuevo rastro de dinosaurio terópodo.

image.png

También, en ese mismo año, Calvo, mientras buscaba afloramientos para hacer un nuevo perfil geológico en Proyecto Dino, encontró algunas estructuras debajo de un saliente (que también es el techo de una cueva natural) que resultaron ser, al cabo de los análisis, huellas de saurópodos.

Al año siguiente, en Pista de Midle Loma de La Lata, Calvo y sus alumnos se toparon con huellas que atribuyeron a un pequeño ornitópodo.

El informe también incluye los hallazgos de huellas en sitio de Querubín, durante 2010. Se trata de pisadas de saurópodos, terópodos y probables ornitópodos.

Dar clases por celular desde uno de los laboratorios más importantes del mundo

El paleontólogo y docente de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), Jorge Calvo, señaló que la importancia del estudio divulgado en Journal of South American Earth Sciences está dada porque viene a cubrir un vacío en materia de investigaciones de huellas de dinosaurios más allá de las que se conocían por las evidencias de las halladas en Villa El Chocón.

Las de lago Barreales aportan información todavía más completa porque amplían el espectro de especies y revelan datos que incluso se siguen investigando en la actualidad. El período de investigación abre una ventana de tiempo considerable dentro del Cretácico superior ya que, según Calvo, “estamos hablando de entre 90 y 83 millones de años, es decir, 7 millones de años”.

Los hallazgos también vienen a remarcar la importancia de Proyecto Dino, uno de los museos de sitio e investigación paleontológicos más importantes del mundo ya que sus instalaciones están ubicadas sobre uno de los yacimientos paleontológicos más ricos del planeta.

Actualmente el museo de Proyecto, perteneciente a la UNCo, se encuentra trabajando bajo una burbuja y no ingresa público a sus instalaciones desde marzo del año pasado.

En ese sitio, ubicado a orillas del lago Barreales, se encuentra actualmente Calvo, desde donde dicta sus cátedras de geología y paleontología a sus alumnos en forma virtual a través de la señal de su teléfono celular.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario