El clima en Neuquén

icon
10° Temp
55% Hum
La Mañana COVID

Los síntomas luego del COVID pueden durar hasta dos años

La pérdida del gusto y el olfato persiste dependiendo de la variante de contagio, según lo que constataron investigadores italianos.

La irrupción del COVID-19 en la sociedad paralizó al mundo durante al menos dos años y generó una crisis sanitaria sin precedentes en el último siglo. Debido a la gran cantidad de contagios, los hospitales se vieron saturados y los gobiernos estuvieron obligados a tomar medidas preventivas, tales como el aislamiento, para evitar que la patología se propagase aún más.

Gracias a la aparición de las vacunas, el regreso a la vida normal se volvió un hecho y las actividades habituales retomaron su rumbo, pero los profesionales de la salud pusieron el foco en la llamada COVID larga; el organismo genera una respuesta multisistémica para combatir al virus y aquella inflamación suele dejar síntomas que se extienden más allá de unos pocos meses. Ahora, un nuevo estudio realizado por investigadores italianos permitió conocer el tiempo promedio en el que los pacientes recuperaron algunas de sus funciones.

Te puede interesar...

Los individuos que se infectaron durante la primera y la segunda ola de coronavirus experimentaron, entre otras cuestiones, anosmia y la ageusia, la pérdida del olfato y el gusto. Luego de varios estudios, cuyos resultados fueron publicados en JAMA Otolaryngol Head and Neck Surgery, alrededor del 7% de las personas aún no habían logrado recuperarse por completo un año después de haber recibido el diagnóstico positivo. De hecho, la gran mayoría de ellas destacó que los síntomas habían desaparecido totalmente 24 meses después.

Los científicos pertenecientes a la Universidad de Trieste examinaron a 168 pacientes que tenían una media de edad de 55 años, y les hicieron las mismas preguntas de seguimiento que a las cuatro semanas, ocho semanas y seis meses después de haberse contagiado de coronavirus. Sin embargo, surgieron razones para el optimismo entre los investigadores. "Se ha observado que el COVID-19 impulsado por la variante Ómicron del SARS-CoV-2 afecta con menos frecuencia y menos gravedad la función quimicosensorial", explicaron, teniendo en cuenta que el linaje no suele afectar a los órganos .

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario