Mala vibra de una casa: otra vez tiros y mataron al perro

El ataque fue en la misma vivienda en la que vivía el ferretero acusado de matar a un integrante de la banda de Los Champú. Las víctimas de ayer eran inquilinos. Ya se fueron.

Neuquén
Tremendo susto se llevó una familia que alquilaba la casa ubicada en Racedo y Francisco Romero, del barrio Cuenca XV. Dos pibes en moto dispararon 13 veces contra el portón de la vivienda con una 9 milímetros. Uno de los proyectiles le dio en la cabeza al perro de la casa, que murió al instante.

Caos y desesperación fueron las dos sensaciones que invadieron ayer a las tres víctimas -el matrimonio y un hijo- que no entendían nada de lo que pasaba.

"A las 5 de la mañana los vecinos dieron aviso a la Policía tras escuchar más de 13 disparos", indicó el comisario Ernesto Soto, subdirector de Delitos. Agregó que 10 impactaron en el portón de chapa y otro alcanzó a un pitbull que tenía la familia. El animal murió pero no hubo que lamentar personas heridas.

"Los vecinos tienen miedo porque, según lo que manifiestan siempre, hay incidentes en el lugar. Aún no se pudo dar con los dueños de la casa", explicó Soto.

Si bien los investigadores de la Brigada de la Comisaría 18 están intentando dar con los autores del hecho que creen por ahora aislado, fuentes policiales confirmaron a LM Neuquén que en esa casa vivió un ferretero que hace poco más de un año se enfrentó a los tiros con la banda de Los Champú, y en ese enfrentamiento murió un joven de 16 años. El dueño de casa fue acusado de homicidio y, como no tenía antecedentes, se le otorgó prisión domiciliaria fuera de la barriada. Tiempo después de aquella muerte, su familia cerró la ferretería y se fue del barrio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído