Máxima tensión entre el gremio petrolero e YPF

Pereyra denunció mil despidos y se declaró en guerra.

Neuquén. Se tensó al máximo la relación entre YPF y el sindicato de petroleros por los efectos sobre los trabajadores del plan de ajuste que tiene la petrolera para bajar sus costos un 20 por ciento en cinco años. Esa meta lleva implícita una reducción de personal en las empresas contratistas, a las que la YPF ya les comunicó su exigencia.

La petrolera hace cerca de un mes blanqueó a las contratistas y al gremio su meta de reducción de costos. Desde entonces, hubo conversaciones entre las partes sobre las implicancias del plan.

Ayer, el líder sindical Guillermo Pereyra le declaró la guerra a YPF después de reunirse con los delegados del gremio en Rincón de los Sauces. “Estamos preocupados y en estado de alerta. Están saliendo cartas documento enviadas desde el Presidente de la Nación (Mauricio Macri) para abajo, y cuando intenten despedir compañeros esto se paraliza. Se pudre todo”, se plantó el sindicalista y senador nacional del MPN.

Pereyra le dijo a este diario que el martes se reunió en Buenos Aires con directivos de YPF. “Quieren despedir a 400 trabajadores de Rincón de los Sauces, 300 de Cutral Co y Plaza Huincul y 300 de Catriel”, resumió el gremialista que preside la Comisión de Energía del Senado de la Nación. “Cuando se firmó la adenda al convenio de trabajo, a principios del 2017, hubo 1700 compañeros con retiros voluntarios y el presidente de YPF me dijo que con eso equilibraban sus cuentas. Pero ahora pretende despedir a otros mil trabajadores”, protestó Pereyra. “Esta vez no vamos a permitir despidos ni directos ni encubiertos como retiros”, afirmó en diálogo con LM Neuquén.

El sindicalista les pidió a los intendentes que se involucren en la defensa de los puestos de trabajo y postuló la reubicación en Vaca Muerta de los empleados que sean marginados de los yacimientos convencionales.

La petrolera prefirió guardar silencio ante las requisitorias periodísticas.

El conflicto estalló en un momento clave

El sindicalista Guillermo Pereyra salió con los tapones de punta contra YPF mientras el gobernador Omar Gutiérrez, junto al ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, y directivos de YPF despliegan en Houston, Estados Unidos, una fuerte campaña destinada a tentar a inversores con las posibilidades de negocios que ofrecen el petróleo y el gas de Neuquén (ver página 8). El origen del conflicto con YPF está afuera de Vaca Muerta, pero el ruido llega a la formación. Los puestos de trabajo que están en crisis son de empresas contratistas que se desempeñan en los yacimientos convencionales que opera YPF en la cuenca neuquina.

LEÉ MÁS

YPF pide a las empresas revisar costos en Rincón

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído