Mirar la vida de los otros

Se dedica a escribir crónicas porque considera que es la mejor forma de entender y comprender el mundo. Esa mujer que escribe crónicas periodísticas mirando la vida de los otros recibió en España el Premio Internacional Manuel Vázquez Montalbán, una de las distinciones de periodismo más importantes del mundo. Ese arte que despliega en artículos, crónicas y libros fue reconocido porque, según el jurado del premio, pone de manifiesto y relevancia la necesidad y la fuerza del periodismo.

En su libro Zona de obras, que recopila sus crónicas escritas durante más de dos décadas, definió que al escribir se aspira a contar el mundo en el que vivimos. Por eso se preguntó si los periódicos iban a desistir de ser lo que alguna vez fueron: una forma de entender el mundo y que les dé igual fabricar noticias que refrigeradores. “Pero la pregunta no es si el periodismo va a cambiar. La pregunta es si vamos a dejar que eso nos cambie a nosotros”, sostuvo la periodista nacida en 1967.

Te puede interesar...

La periodista explicó que no solo es la vida de una persona que retrata sino un trasfondo más universal.

Leila Guerriero nos seduce y conmueve con sus historias, ya sea si retrata a inmigrantes chinos o a los clones de Freddy Mercury, recrea a uno de los cien mejores pianistas (Bruno Gelber) del siglo XX (sobre Bruno Gelber en el libro Opus Gelber) o describe la trayectoria de un bailarín de malambo (Rodolfo González Alcantara en Una historia sencilla) o elabora los perfiles de escritores, periodistas, cineastas y músicos en Plano americano.

Guerriero arma el universo de cada uno de sus personajes, de esos sujetos que su prosa exquisita, elaborada hasta la obsesión los hace iluminar con lo que permanece oculto en nosotros. Explica que no solo es la vida de una persona la que retrata sino un trasfondo más universal.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído