El clima en Neuquén

icon
Temp
92% Hum

Motochorros atacaron a una mujer en un semáforo de Ruta 22

La víctima del robo iba en su auto junto a su hija. Los motochorros tomaron su cartera y se dieron a la fuga con todas sus pertenencias.

Los motochorros continúan sembrando terror entre los neuquinos a medida que nuevos ataques salen a la luz. Una mujer que iba en su auto junto a su hija se convirtió en una de las últimas víctimas cuando aguardaba en un semáforo de Avenida Mosconi (ex Ruta 22) y perdió todas sus pertenencias.

"Estaba conversando con mi hija y, de repente, sentimos un ruido muy fuerte que nos dimos cuenta que no había sido un choque porque no lo sentimos en el cuerpo. Me doy vuelta y estaba todo el vidrio de atrás roto y vi a dos personas en moto llevándose mi cartera con los documentos, las llaves, el celular, todo", relató la víctima, Dina, en diálogo con medios radiales.

Te puede interesar...

El repentino robo que sufrió cuando estaba con su hija ocurrió sobre el semáforo de Avenida Mosconi y calle Gatica, en las últimas horas, y se suma a una seguidilla de hechos recientes cometidos bajo la modalidad motochorro, algo que preocupa a los neuquinos.

En días anteriores, este medio reportó otros dos robos bajo la misma modalidad, aunque en dichas oportunidades los hechos se dieron en circunstancias en que las víctimas arribaban a sus domicilios y acababan de estacionar sus autos; el primero de ellos en el barrio Villa Ceferino y el segundo, en Terrazas del Neuquén. Ambas víctimas mujeres tenían sus carteras en el asiento del acompañante, de donde los ladrones las tomaron tras romper el vidrio.

Este nuevo robo sólo se diferenció en las circunstancias, pero no así en la mecánica.

"Yo tenía la fantasía de que si la ponía (a la cartera) en la mitad del asiento de atrás, no iban a llegar, porque yo al menos no llego. Fue rapidísimo, tiraron una piedra muy grande con la que rompieron el vidrio", confió Dina.

Tras el robo, lo primero que hizo fue a dejar a su hija junto a su marido en su vivienda, y luego se dirigió a realizar la denuncia en comisaría, la cual tras varias derivaciones finalmente le tomaron en Comisaría Segunda. Mientras tanto, su pareja se encargó de contactar a un cerrajero para cambiar las cerraduras de la vivienda, siendo que los delincuentes tenían en su poder las llaves y los documentos de la mujer con su dirección.

Lo importante es que la familia pudo rápidamente asegurar su domicilio y también aportar datos claves que podrían ayudar a la Policía a dar con los motochorros, dado que el servicio de ubicación de su celular registró todo el recorrido.

"Me da pena porque me voy a tener que comprar un celular nuevo y la plata la iba a destinar para donar a una escuela", confesó Dina.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario