"Mucha gente no quería enterarse de lo que pasó en nuestro país"

El especialista. La actriz cuenta que no quería hacer La historia oficial y que Luis Puenzo la empujó a tomar esa decisión. Habla del reestreno 30 años después.

Paula Bistagnino
Especial

La historia oficial fue la película que le dio el primer premio Oscar a la Argentina y que le mostró al mundo lo que había ocurrido en el país con los hijos de muchos desaparecidos durante la dictadura militar que gobernó entre 1976 y 1983. Norma Aleandro recuerda cómo fue la filmación y confiesa su resistencia a aceptar el protagónico que cambió su carrera: "Yo le agradezco a Luis (Puenzo) el haberme empujado a tomar la decisión de hacerla, porque realmente yo no quería hacerla. Había vuelto después de seis años en España y estaba dirigiendo una obra de teatro, todavía estaban los militares y tenía miedo".

historia presente: La actriz considera que el film, que ganó el Oscar, no perdió vigencia.

–¿Esa mujer que muestra la película, Alicia, podría existir hoy?
Yo creo que hay muchas Alicias que siguen rondando por nuestro país. Desgraciadamente, hay mucha gente que no se ha querido enterar realmente de lo que pasó en nuestro país. Por eso esta película fue tan importante para todos, porque ayudó a que mucha gente supiera, conociera y entendiera lo terrible que había sido. Fue fundamental para que una parte de la sociedad abriera los ojos mucho más pronto de lo que lo hubiera hecho. –¿Cómo te convenció Puenzo de hacerla?

Me hizo entender que había que contarlo, que era una obligación ciudadana hacerla. Fue muy valiente de parte de Luis hacerla en ese momento y yo me sentí empujada por su valentía. A pesar del miedo que tenía.

–¿Estuviste de acuerdo entonces con el guión y la manera en la que se contaba?
Siempre me pareció muy inteligente el lugar que eligió Puenzo para contar esta historia: hacerlo desde el lugar y el punto de vista de los victimarios y no desde el de las víctimas, que sería el más fácil quizá.

Porque, entonces, está contado desde una verdad que entonces circulaba, que esta gente sostenía y, lo que es lamentable, que aún se sigue sosteniendo por algunos. –¿Por qué más de tres décadas después creés que sigue vigente?
Porque es parte de la historia reciente. Esto no es pasado. Hay gente que todavía está sufriendo por esto.

El dolor de muchas personas y familias sigue vigente: hay gente que sigue llorando y buscando a sus desaparecidos, hijos, padres, tíos, primos, amigos; hay abuelas que no encuentran aún a sus nietos; hay cientos de jóvenes que no saben quiénes son sus padres ni cómo se llaman. Los que dicen que esto es el pasado, mienten. Quieren olvidar. Esto nos está pasando todavía y por eso es bueno que los jóvenes quieran verla y la vean. Para no olvidar. Para que esto no vuelva a pasar, no hay que olvidar. Hay gente que nunca pudo reanudar su vida.

–¿Qué recordás de las repercusiones en el momento del estreno?
No fueron tantas en el momento del estreno. Más bien había sido un estreno tibio (ver recuadro). Pero con el transcurso de las semanas, una vez que empezó el proceso del Juicio a las Juntas, ahí empezó a crecer. Y de hecho hubo un reestreno. Me acuerdo de una periodista que me dijo: "Yo no me había querido enterar de esto y me enteré por la película". Y también, algo terrible, un amigo actor, ya grande, que me abrazó y me dijo que no la iba a ir a ver porque tenía una nena con su mujer y estaban dudando de si era hija de desaparecidos... Las historias que se contaban, los comentarios, eran todos así. Estábamos sacando a la luz algo que se sabía pero no se quería saber. Nadie quería ver eso.

–¿Esperabas o imaginabas el premio Oscar?
No, no. Después de todo lo que habíamos pasado, ya el hecho de que nos nominaran era muy importante. Y cuando me invitaron a presentarla pensé en que no íbamos a ganar realmente, lo entendí como una señal de que no nos lo iban a dar... Así que cuando leí The true story no lo podía creer. Fue una alegría tan grande y lo abracé a Puenzo tanto.

Nueva película
Puenzo: "Muchas cosas vuelven"

Hace tres años, mientras mostraba La historia oficial en un homenaje que le hacían en México, Luis Puenzo pensó en que ese negativo ya no iba a resistir. Y que entonces su película más importante iba a morir. Así nació la idea de recuperarla digitalizada; así se reestrenó esta semana en todo el país, con mejor imagen y sonido, mejor que nunca. "Y muy vigente... Lamentablemente muchas cosas vuelven. Hoy estamos viviendo un ciclo histórico-económico muy similar al que comenzó antes del golpe", dice el director, que para el guión convocó a Aída Bortnik, recién vuelta al país desde el exilio y que para el rodaje usó su casa, en Acasusso. Empezó a grabarse en enero de 1984, un mes después de la vuelta de la democracia con la asunción de Raúl Alfonsín y cuando las Abuelas de Plaza de Mayo apenas habían recuperado a tres de sus nietos. Ahora recuerda que cuando se estrenó, nada de los aplausos, elogios y reconocimientos de hoy, siquiera se intuían: "Era una cantidad de información abrumadora para la gente.

Todos los días salían cosas nuevas, se sabía algo más... La gente no quería ir al cine a ver esto. Pero después nos fuimos al Festival de Cannes y Norma ganó el premio a la mejor actriz. A partir de ahí, todos los festivales nos prestaron atención y acá la gente empezó a preguntarse qué sería esta película".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído